Cómo creces!

InviernoAsí amaneció este sábado pasado. Y tú, que nos llamas desde tu cuna cada día a las 6 de la mañana, no querías más que estar en mis brazos. Es una locura traerte a esa hora a la cama para que puedas desayunar, pues ya no eres esa pequeña bebé que se queda tranquila echada entre los dos. Ahora tienes que estar en movimiento. Tienes que trepar, tienes que tirarte encima mío, jalarme el pelo e intentar gatear. Ahora quieres conocer el mundo por tu propia cuenta. Y si es posible chuparlo, babearlo y morderlo.

Valentina y mamá en el clubY por lo mismo, necesitas salir de casa, encontrarte con tus abuelos, con tus tíos, disfrutar de los últimos rayos que el sol nos regala con tan poca frecuencia estos días, y hacer feliz a todos los que te rodean. Creo que lo sientes como misión. Creo que te das cuenta que tu sonrisa ilumina más que el rostro de tu papá.

Ahora que ya eres una bebé grande, hemos tenido que bajar de nivel el pack-n-play, y empezar a usarlo como “corralito” para que puedas estar cómoda jugando al nivel del suelo, pero con la seguridad de que no te treparas al borde ni te tirarás al suelo. Cosa que más de una vez hemos visto que intentas. Es que crees que puedes volar, amor, pero a veces se te acaba el polvo de hadas, y quizás te puedas ir de trompa contra el piso. Eso es algo que vamos a evitar a toda costa.

Valentina en el pack n playAunque te comento que no te gusta mucho la idea de un “corralito”, y te confieso que a mi tampoco. Sé que es por tu seguridad, pero me divierto mucho más cuando estás feliz, jugando sobre el sofá, conmigo al lado para cuidarte y asegurarme que estarás segura. Porque después de todo, el mundo no es un corral, y siempre podrás contar con los brazos de papá. Creo que esa es la lección que quisiera que aprendas.

Valentina jugandoY tienes que saber que aunque se te acabe el polvo de hadas, siempre tendrás los brazos de mamá, que son la mejor alternativa para volar. Como los míos para aterrizar.

Vane cargando a ValentinaEntre los bloopers de la paternidad que van aflorando con tu crecimiento tengo que resaltar dos comportamientos bastante especiales: La necesidad de morderlo todo, y la necesidad de “apropiarte” de las cosas.

Cuando me refiero a morderlo todo… me refiero a todo:Valentina probando iPhone

Aunque empiezas probándolo todo de a pocos, fue inevitable que le claves bien el diente a mi iPhone (o los 6 dientes que ya adornan tu pirañezca sonrisa):Valentina comiéndose el iPhone

Pero te confieso que me he reído tanto de tu cara mientras mordías el iPhone, y sobre todo de la felicidad con la que experimentas y juegas con él. Ya me dijo una vez tu tío Diego: Un iPad es mejor que una nana. Y me doy cuenta que la música, los colores, la luz, el hecho de que sea táctil, te llama tanto la atención! Quizás termine comprándote uno después de todo, pero será más adelante. Hoy por hoy existen mordedores más económicos. 🙂

Cuando me refiero a que te gusta la idea de apropiarte de las cosas (aunque todavía no tengas un hermanito con quien compartir), me refiero a escenas como estas:

Valentina empuja a SerendipityEn las que no sólo te empeñas por abarcar todo mi espacio, pero donde aparentemente estás empujando a mamá para adueñarte de toda la cama. Déjame explicarte algo delicadamente pequeña pitufa orate: Eres muy pequeña para toda la cama!

valentina comiendoCada día estás comiendo mejor, con mayor entusiasmo y mayor facilidad para papá y mamá. Sin embargo has dejado clarísimo que identificas los sabores con mucha facilidad, y que a esa trompa no entra algo que no te guste. ¿Por qué será que los salados no te gustan mucho, pero devoras los dulces? Entre tus favoritas están la papaya, el melocotón, la pera y la manzana, además del plátano, el cual ya muerdes con tus propios dientecitos! Qué manera de crecer!

Valentina come mediasAhora, me vuelves a explicar qué placer encuentras en jalar tus medias y comértelas?

Te amo, piringocha loca!

Papá.

 

 

 

 

 

 

Happy Mes-Day #7 y tus nuevas aventuras

IMG_1322Hola pancita panzota. ¿Cómo estás pequeña maravilla? Ya cumpliste 7 meses, y así hoy tuviste tus penúltimas vacunas hasta que cumplas 1 año. Con 7 meses, 9 kilos y 80 gramos y 71.5 centímetros, te gradúas de bebé de 6 meses. Ya no eres una pequeña bebita, eres una bebé con todas las de la ley.

Eres una bebé preciosa que se despierta cada mañana hablando, que patea el colchón de su cuna para hacer bulla y llamar la atención de papá, a quien recibes con una sonrisa de oreja a oreja. Sonrisa que deja ver dos dientecitos abajo, y 4 dientecitos arriba, recién saliditos. Es increíble la velocidad con que te han salido los dientes, tiburoncita. Creo que eso se lo sacaste a tu abuelo, y me tinka que serás carnívora como él.

Tu espaldita es fuerte, lo suficientemente fuerte como para mantenerte sentada sin mayor problema, mientras examinas todos tus juguetes y decides sacudir con una mano aquel que haga más bulla, mientras que con la otra buscas cualquier otro juguete que puedas meterte en la boca, para aliviar la comezón que te deben de dar en las encías esos dientecitos.

Comes, de lo más delicioso, feliz y contenta. Gruñes un poco cuando la papilla no te gusta por alguna razón, pero te pareces a tu mamá en cuanto no sueles dejar ni una cucharada de postre. ¿Serás dulcera? IMG_4599Creo que con la nueva dieta que mandó el pediatra (ahora introduciendo distintos tipos de carnes, arrocito, y demás cosas ricas) veremos si eres una pequeña dulcera, o es sólo que las papillas anteriores no eran necesariamente tus favoritas. Sin embargo tengo que decir que has subido medio kilo desde nuestra última visita al doc (y has crecido 2.5 centímetros!) así que no puedo quejarme de que no comas bien. De acuerdo a tu doc, estás comiendo tal y como debes de comer, lo que necesitas para estar súper contenta, saludable y feliz.

Y es que eso es lo que eres, pitufosita (mitad pitufa, mitad cariñosita), una sirena feliz que no sólo nos llena de alegría a nosotros, pero que imparte felicidad a donde vaya. Que llena de sonrisas y hace a todos los adultos hablar como bebes, hacerte muecas y reir como tontos. Porque tu sonrisa es contagiosa, y saber que eres feliz nos hace a todos felices. Este fin de semana llenaste de alegría a tus abuelos (tu abuela ha venido desde Chile a visitarte!) y tuviste la suerte de ser la única que pudo aprovechar los rayos del sol de este verano que ya se fue para chapotear con tu madrina. Suerte digo, porque quedaban 2 little swimmers en tu haber, ahora que el verano terminó. IMG_1290

A estas alturas ya el agua no es algo extraño para ti. Como tampoco lo es tener que limpiar todo el piso del baño tras bañarte, pues disfrutas tanto estar sumergida que chapoteas con todas tus fuerzas.

IMG_4587Lo que es una novedad, es que ahora juegas en la bañera. Juegas con tu patito, con tu chanchito, tu cangrejito y demás fauna flotante. Y lo pasas tan bien, que ya un par de veces nos has soltado un llantito cuando te sacamos del agua. Mamá y papá se sientan en el suelo, a tu lado, y juegan contigo – como compañeros de travesura – sin importar (por ahora) que terminemos empapados. Porque ese pequeño momento de a tres, es un tesoro en nuestras vidas.

Increíble que hayan pasado sólo 7 meses. Parece tanto y es tan poco. El día domingo estuvimos dando vueltas por ahí pensando en tu primer cumpleaños. Me pregunto si lo que vayamos a hacer te gustará. Es decir, sé que no lo recordarás, pero al menos lo leerás aquí, y sabrás que papá y mamá estuvieron pendientes de ti. Como siempre.

Hoy llegué a casa y estabas dormida. Las dos vacunas que te pusieron aparentemente te pusieron un poco de mal humor. Voy a verte dormir.

Te amo.

Papá.

 

 

Lo prometido es deuda

Hola princesa, pequeña ratona mordelona de dientes de perla! Quería comentarte rapidito que este fin de semana al fin pude darme tiempo de hacer algo que había dicho que haría por ti hace un tiempo. De hecho hace ya un bueeen tiempo! Aquí está el comentario que me puso en ascuas sobre el asunto de los cables.Comentario Verás, en parte de las fotos que hay en este tu humilde blog, hay algunas que muestran la TV de la sala. Y sí, admito que fue un ejercicio de flojera el simplemente conectar todo y dejar los cables expuestos. beto Pero con un poquito de paciencia, canaletas, spray negro, cinta adhesiva especial y algo de planificación… IMG_1209 Todo quedó bien. Todavía hay algo de cable de teléfono por ahí al costado que ordenar, pero ya es de lo más simple. ¿Qué tal? ¿Seguimos con el resto de la casa?IMG_1211Y es que ahora a tus 6 meses y medio, pitufa loca, estás cerca de empezar a gatear (de hecho ya demuestras mucho interés por tirarte encima de las cosas – particularmente de mi) y se ven todas las ganas que tienes de llegar lejos. Por el momento de llegar a los juguetes que están lejos de tu alcance… pero yo sé que vas a llegar lejos.

Así que es momento de empezar a hacer todo el baby proofing de la casa, y tener en mente todos los cables, esquinas, adornos y demás, porque tu seguridad mi amor, es y será siempre lo primero.

Te adoro,

Papá.

 

Escapaditas

Hace mucho quería hacer algo así. Poder treparlas al carro, llevármelas y huir de la ciudad por un instante, llevarte a nuevos lugares, llenarte la vida de otros colores. Me encanta verte descubrir el mundo, mirar como abres los ojazos ante la vida, y aprendes cada día algo nuevo.

Aunque sólo fueron 24 horas, valió la pena todo el trajín (parecía una mudanza).

Amé este fin de semana contigo.

Papá.

P.D: La canción se llama Home, de Philip Phillips.