Cumpliste 2, cumplimos 2.

Cumpleaños Valentina El 14 de setiembre cumplí 2 años de paternidad “efectiva” (vamos, me creí papá los 9 meses del embarazo también, pero la verdadera jarana empezó con tu primera mirada) y tú cumpliste 2 años de convertir mi vida en lo mejor que me ha pasado.

Y este año, tras muchas idas y vueltas pensando en lo que haríamos, decidimos celebrarlo en casa, en familia y de manera íntima. Haciendo algo pequeño, bonito, esperando la visita de tus tíos, abuelos y primos y primas.

Como eres fanática acérrima de Peppa la Cerdita (no sé si cuando leas esto Peppa seguirá vigente, o si por el contrario -como sospecho- será ya una religión) quisimos hacerte un Peppa-cumpleaños. Sin embargo decidimos mantener la “Peppitud” en línea con el espacio y no exagerar. Así que tomamos los colores, el espíritu y algunos elementos del dibujito animado para decorar nuestra sala. Nuestro depa hoy en día no es muy grande, pero felizmente acomodó a todos quienes nos visitaron y estuvimos muy felices de pasar una bella tarde de domingo con tanta gente querida. Incluso salió el sol!

Globo de Peppa Pig Mesa cumpleaños Valentina

(Perdón por esa última foto, la pita de un globo se cruzó en la cámara y terminó enfocándose ella! Mi error).

Como el año pasado, este año preparamos pink lemonade (y usamos el dispensador que compré el año pasado y que resultó ser demasiado elegantoso para el picnic de tu primer cumple, por lo que no fue una inversión desperdiciada), algunos bocaditos, y como ya es tradición, preparamos nuestra torta de chocolate con frutos rojos. Tradición porque es el 2ndo año consecutivo, pero déjame decirte, si de mi depende (y creo que así es) la seguiremos preparando hasta que decidas que el chocolate no te gusta (es decir nunca).

Valentina torta de chocolate Valentina cara de chocolate Torta Valentina

Y claro, repetimos los hot dogs del año pasado porque sospeché que serían un éxito, y para variar, así fue. Así que en tus cumpleaños hasta ahora vamos instaurando las siguientes tradiciones:

– Torta de chocolate con frutos rojos.

– Pink lemonade

– Hot Dogs

Lo demás es historia, jaja.

Collage cumpleaños de ValentinaSin embargo este año tuviste dos sorpresas especiales. La primera fue que tuvimos la visita de Pinkberry, algo que no planificamos al principio porque no supimos que iban a casa, hasta que tu tío Marchena nos comentó que así era (gracias tío Marchena, y gracias Pinkberry!), y la segunda, fue el regalo que decidimos hacerte este año.

Pinkberry cumpleaños de ValentinaToppings Pinkberry cumpleaños de Valentina

Amo que hayas disfrutado tanto preparando tu cumpleaños. Yo sé que lo disfruté muchísimo, y nada me divierte más que verte ayudándome a preparar las cosas, aunque seas una maniática de meter las manos bajo el grifo de agua y de mojar toda la cocina, o de querer echarle “shal” y “un chollito de lechi” a todo. Te regalamos un cumpleaños, pero tú me regalas memorias imborrables.

Valentina y sus regalos Valentina y su muñecaPrincesa hermosa, este año decidimos hacerte un regalo especial. Se me ocurrió que así como yo vengo escribiéndote cartas desde que estabas en la panza de tu mami, quizás el resto de la familia también tendría algo que decirte… pero quise darle un giro especial. Lo que sucede es que yo sinceramente no sé en qué momento de tu vida empezarás a leer este blog, lo que hace que escribirte no tenga necesariamente un momento crucial de tu vida como objetivo, pero que sea un ejercicio narrativo cronológico que te ayude a ti misma conocerte, y conocerme cuando llegue el momento, desde otra perspectiva.

¿Pero qué pasa si quisiera escribirte para un momento especial de tu vida? Yo no tengo la suerte de tener a parte de mi familia conmigo por muchas razones, y me encantaría saber más sobre ellos, leer sobre ellos, sentirlos conmigo, y lamentablemente no me es posible. Pero quizás a ti sí te sea posible. Así que le pedí a toda tu familia, que te escriba una carta. Una carta personal que leerás cuando cumplas 15 años.

IMG_5331

Y así lo hicieron. Todas tus cartas están guardadas en un envase que sellaré, y guardaré conmigo hasta que llegue el momento. Porque verás, preciosa: este no es sólo tu regalo de 2 años. Es en realidad tu regalo de 15. (Quizás deba empezar a ahorrar también para esa fiesta desde ya…)

¿Cuál es entonces, tu regalo para los 2 años? Que al pedirle a toda la familia que se concentre en escribirte una carta, lo que hice fue pedirle que sueñen contigo. Que sueñen con el futuro, y que a través de ti, se imaginen lo que pasará en 13 años. En el camino que recorreremos para llegar a ese momento. Y al hacerlo, hice que se enamoren un poco más de ti, princesa. Porque es hermoso enamorarse de un sueño, de una idea. Así, toda tu familia te mirará hasta entonces como un persona a punto de embarcarse en la aventura de la vida, con todas las aspiraciones y las ilusiones del mundo. Al verte recordarán su sueño para ti.

Te regalé el sueño de tu familia. Sus buenos deseos. Su amor incondicional. Espero que te haya gustado. Además de las muñecas y demás juguetes que recibiste de tus tíos, claro está, que sé que amas con pasión y locura.

Te amo princesa. Espero que hayas pasado un hermoso 2ndo cumpleaños. Yo pasé un lindo 2ndo cumpleaños como papá. Estoy orgulloso de ti, de ser tu papi, y de ser un actor de reparto en la película de tu vida – porque sé que soy y seré siempre un protagonista en tu corazón.

Papá.