Terminó el 2016! La vida de acuerdo a mis fotos VIII

Hola amores. Sé que han pasado varios meses sin que les escriba… eso por un lado me apena, y solo la sensación de las teclas bajo mis dedos y el “claclaclac” de sus sonar me reconforta ya casi instantáneamente. El saber que estoy pronto a cerrar este primer párrafo y con él restaurar mis cartas a ustedes ya me está arrancando una pequeña sonrisa.

Desde la Playa

Han pasado 5 meses sin mis cartas, y sin duda alguna este ha sido el año en que menos les he escrito directamente en este espacio. Sé que cuando sean grandes y puedan leerlo, muy posiblemente no recuerden una sequía de comunicación, porque en gran medida la razón por la que no he podido escribirles porque hemos estado muy ocupados viviendo, y sí que hemos vivido una vida loca los últimos meses! Y claro, tampoco es totalmente cierto que he dejado de escribir, pues empecé a escribir una columna mensual para una revista llamada 15 Minutos, así que de alguna forma u otra lo he seguido haciendo. Lo sé, lo sé. No hay excusa, ya que es aquí,  en este espacio nuestro donde la pausa ha sido en prolongada en exceso. Pero dejemos eso de lado para poder seguir adelante.

Hoy, en este preciso momento, Valentina estás en la arena de la playa, junto a sus amigas, y yo he podido robarle a las vacaciones una hora para escribirles con calma. Chicocos locos, este año se termina y aunque para ustedes muchas de estas cosas no sean tan profundas (principalmente porque hasta cierto punto en esta etapa de su vida son todavía pasajeros de un tren que conducimos nosotros, hasta que empiecen a conducir el suyo), para mi y para mamá lo han sido, el año ha estado cargado de cambios, ajustes, metas, frustraciones, éxitos y fracasos.

Sebastian hermoso, en este instante te veo desde la ventana de la casa, parado entre las piernas de mamá, quien está sentada en un murito entre la arena y la vereda. Hijo, ¿sabes? Eres lo mejor de este 2016. El número 1 de los acontencimientos del año. Tu llegada me hizo padre por 2nda vez y padre de un hijo por primera vez, con todo lo que eso puede implicar.

El 2016 ha sido un año especial porque llegaste a nuestras vidas a volver a hacerla caóticamente hermosa. El 2016 renuncié a un empleo y formé junto a dos increíbles personas una empresa propia, con toooodos los enormes retos que esto representa.

La Empresa

La EmpresaEl 2016 me volví a poner a dieta, metiéndole todas las ganas para poder durarles toda la vida que pueda. Este 2016 nos mudamos a otra casita. Nacimientos, cambio de empleos, mudanzas. Un año complejo y lleno de cosas muy importantes. Espero que el 2017 nos traiga paz.

Pero antes de que me vaya por las ramas, amores míos, creo que vale la pena cerrar este año como se debe, para poder prometerles mayores y mejores cartas el próximo año. Así que permítanme hacerles un resumen fotográfico de su año, hace tiempo que les debo una carta de “La vida de acuerdo a mis fotos”. As´que creo que es una gran manera de ponerlos al día. Los amo chicos. El 2016 ha sido un año muy duro, pero creo que nunca en mi vida he sentido tanto amor también como este año. Ustedes y mamá son mi corazón, y cada día los veo, a cada uno de ustedes con más amor, si es que eso es posible.

Los dejo con algunas fotos para que se rían con sus caras durante el cumpleaños de mi princesa (Valentina, ya tienes 4!), Halloween, idas a Villa y a Chosica, el inicio del verano, juegos en casa, las primeras papillas de Sebastian, su crecimiento junto a nosotros y nuestra vida en general, que aunque a veces es difícil, nunca deja de ser divertida, y tenemos que estar más que agradecidos al Señor por todo lo que tenemos, pero sobre todo, por tenernos los unos a los otros. Nosotros somos nuestra fuerza, nuestro amor nuestro combustible, y jamás dejaremos de salir adelante mientras estemos juntos.

Los adoro!

Papá.

Ahí van! Han tenido un año ocupado! Jajaja

Torta Valentina Cumple Valentina Cumple Valentina Esposos Valentina y Papá Valentina y Spiderman Valentina desfilando Valentina en Disney on Ice Valentina en cojines Valentina modelando Mami y Valentina Cumpeaños Valentina Valentina y papá Cara pintada Valentina y sus joyas Papá y Sebastian Valentina Doctora Valentina Halloween Valentina y Sebastian Valentina cocinando Titian Valentina Sebastian primeras papillas Valentina cocinando Valentina Vane y Titian Hermanos Muck Valentina loca Mis amores Vane y Sebastian Valentina y lentes de mamá Sebastian Muck Sebastian Muck Al agua pato! Vane y Sebastian Familia loca
Valentina último día de clases El amor de mi vida Sebastian Jugando entre mis piernas Valentina en Navidad Mamá y Sebastian Sebastian Gateando Diploma del Kinder Valentina en el Kinder
El cuadro de Valentina
Familia en Navidad Valentina y su Laterne Vanessa y vino
Sebastian Muck Sebastian Muck y El Chepis

Saben? Con ustedes creo que soy posible de todo.

La vida de acuerdo a mis fotos VII

Valentina dormida sobre papá

Pequeña princesa, han pasado ya muchos días desde mi última carta, y en estos días hemos hecho tantas cosas juntos que la única manera de contarte todo lo que ha pasado en nuestras vidas, es hacerlo a través de una séptima (y extensa) edición de “la vida de acuerdo a mis fotos”. En esta oportunidad, con varios videos también.

I .- La clínica

Valentina en la clínica Valentina en la clínica sonriente Valentina en la clínica dormida Valentina en la clínica

Estuviste malita. No sabemos por qué. El doctor finalmente nos dijo que aparentemente fue que comiste algo que te cayó mal, pues los análisis no indicaban una infección bacteriana ni viral. Simplemente algo que te cayó mal. Pero fue terrible verte vomitar, y no aguantar ni siquiera un trago de agua. Sin embargo, dentro de lo difícil que fue esa noche, tienes que saber que fuiste la princesa más guerrera y valiente que he visto. Aguantaste estoica que te pongan una vía, y lo primero que hiciste al llegar a tu camilla, fue sonreír como lo puedes ver en esa foto. Eres fuerte. Eres brava. Eres más valiente que yo. Y mamá no se separó un minuto de ti. Ella también es fuerte, valiente y brava. Las amo.

II.- Creces, a pesar de mis mayores intentos de detener el paso del tiempo.Valentina toma nota Valentina en el balcón Valentina y su crecimiento Valentina pañal huggies Valentina y su vestido Valentina la más cool Valentina se esconde en la cama

De acuerdo a tus Huggies, eres XXG. De acuerdo a la escala de medida que te regaló tu tía Katharina (Hallo Tante Katharina!) superas los 90 centímetros de estatura. De acuerdo a cualquier persona que llame por teléfono a casa, quizás superes el año y 8 meses, porque recibes el mensaje y tomas nota (aunque no entendamos la nota finalmente!). De acuerdo a mi, eres una bebita loca que se avergüenza y juega a esconderse entre las almohadas para no recibir besos que piquen por mi barba. De acuerdo a tus fans, eres una niña, porque con vestido y lentes tienes la actitud de una adolescente regia. ¿Qué hacemos hija? El tiempo está volando y tú creces, creces, creces, y no puedo más que celebrarte cada día, maravillarme con tu aprendizaje y quererte más y más.

III.- Por un par de días estuviste todavía con carita de acontecida tras los días en la clínica. Pero pronto te recuperaste por completo y celebramos mi cumpleaños. Cantaste feliz de la vida “ñuñeaños papapán”, me ayudaste a soplar las velas y comimos “toyta”. Algunos días después, ya completamente recuperada, pasamos un día de pantalones en la cabeza. Literalmente, pantalones en la cabeza. A veces hace falta cambiar un poco las cosas para tener una nueva perspectiva del mundo. Me enseñas eso cada día. Valentina en Tottus Cumpleaños de Papá

Valentina pantalón en la cabeza Valentina con el pantalón en la cabeza

IV.- Amas a los animales pequeña. Y aunque no podamos tener uno en casa todavía, y a sabiendas totalmente que el gato que vive en mi iPhone no puede ser considerado una mascota para ti, demuestras cada día que pasa que tienes una curiosidad enorme por todos los “pajayitos”, los “guaguaus”, los “tatos” y que esa curiosidad está llena de la más enorme alegría y amor. ¿Será que la dulzura es una cualidad inherente a los bebés, o es que forma parte de tu carácter? No lo sé, mi amor. A estas alturas quizás sea difícil distinguirlo, sin embargo me llena de paz verte tan amorosa y saberte llena de amor y generosidad.

Valentina y un perrito

Valentina y Bilbo

V.- Justo para mi cumpleaños llegó tu mamama, con quien tuviste la oportunidad de pasar algunos buenos ratos, ya que se quedó con nosotros justo hasta antes del día de la madre en mayo. Y aunque no pudimos abrazarla ese mismo domingo porque ya había regresado a Chile, tuvimos la suerte de  celebrar con ella un día de la madre anticipado. El día de la madre oficial, lo pasamos por un momento en casa desayunando rico con mamá, le entregamos su tarjeta, sus chocolates, flores y el regalo que escogimos juntos para ella. Por la tarde fuimos a almorzar con tu otra mamama, y a darle besitos por ser la mamá de tu mami. Finalmente regresamos a casa y pudimos terminar el día con una peli (que naturalmente vimos por muchos pedazos y con todas las interrupciones del caso), y con mucha “chichita”.

Valentina y Mamama

Valentina dándole de comer a su abuela

Valentina y Serendipity

Valentina come canchitaVI.- Me recuerdas tanto a mi… tanto cuando te detienes a escuchar una canción, cuando celebramos el 4 de mayo – día de Star Wars – (May the fourth be with you!), o cuando entierras la nariz en un Pinkberry. Tu amor por la cocina, por los dulces, por el tomate. Cuando bailas, cuando saltas como loca, o cuando decides que es momento de pintar, sea donde sea, y ya terminas pintando en tu cuaderno, o en mi cara. Y amo verme en ti, en todo lo que haces, pero sobre todo en tu alegría y en tu amor. En esa forma que tienes de venir caminando hacia mi y abrazarme sin decir nada. Suele ser el mejor momento de mi día.

Valentina comiendo Pinkberry

Valentina con bigotes Valentina Star Wars Valentina con audífonos

 

VII.- Creces, y te vas volviendo cada vez más una niñita. Una niña pequeña a quien se le ha soltado la lengua en estas semanas de una forma increíble. Dices palabras complejas, como delicioso, así como distingues todos los colores de tus crayolas, y las seleccionas con total seguridad. Ya aprendiste a decir que sí, lo cual es un cambio agradable luego de tantos meses escuchándote decir sólo que no. Hasta sostenemos pequeñas conversaciones intercambiando un par de frases perfectamente comprensibles. Es inevitable empezar a verte pues, como una personita con libre albedrío, y con un concepto cada vez más claro de lo que quiere, y de la independencia que tiene para lograrlo. Comes solita (aunque con ayuda todavía), y te descubres cada vez más capaz de hacer más de una cosa al mismo tiempo (multitasker después de todo!).

bruschetta

Valentina y el huevo de pascua

Valentina Olive Peru

Y aunque a veces me duele un poquito el que dejes de ser mi bebita pequeña, tengo que decirte que el que seas mi pequeña niña me tiene totalmente emocionado. Esto de la paternidad primeriza es una cosa loca. Cuando sientes que has dominado ya algo, esa etapa pasa y comienzas a experimentar una completamente nueva. Y así, creo que contigo todo será siempre un constante aprendizaje. ¿Será por eso que dicen que los niños son los mejores maestros? Valentina dormida en el auto Valentina viendo tele Valentina en el balcón

VII.- El Mundial de fútbol. Tienes que saber pequeña, que aunque Perú todavía no ha llegado a un mundial, nosotros hinchamos por Alemania. Porque tu Opa es alemán, tu papá es alemán y también tú tienes la nacionalidad. Así que mientras esperamos que el fútbol peruano nos regale esa alegría, podemos saltar de emoción con cada partido de la selección alemana. Así es mi pequeña limeña mazamorrera, tienes lo mejor de dos mundos. A tu Perú hermoso, y a tu selección alemana. ¡Qué suerte la tuya! ¡Ojalá y campeonemos este año! ¿No sería divertidísimo que guardemos esa camiseta tuya, para que cuando seas grande recuerdes que fuiste una pequeña bebé que usó su camiseta durante todos los partidos del mundial en el que campeonamos? Yo creo que sí. Ojalá tengamos suerte. De todas maneras guardaremos tu camiseta, porque te la trajo tu Opa desde Alemania en Navidad, y como todo lo que te regala tu Opa, viene con todo el amor del mundo.

Valentina selección alemania Valentina selección alemania

Eso es todo por el momento, pequeña. Yo sé que te he extenuado con esta carta tan larga y llena de fotos. Y lamento mucho no haberte escrito antes. Te prometo que tuve una muy buena razón para no haberlo hecho, ya que he estado totalmente comprometido con un proyecto que sé que te va a gustar mucho. Es una sorpresa, y todavía no puedo hablarte de él para no salarlo… pero pronto, muy pronto lo sabrás.

Te amo pequeña loca. Hoy tuve la oportunidad de terminar esta carta porque me quedé en casa tras un fuerte malestar estomacal, así que mientras tipeo estas últimas letras, estás a mi lado sentada en el piso, crayola en mano llamándome cada 20 segundos para que revise tu obra de arte. De verdad, me encantaría tener el privilegio de verte todos los días así, y no a través de una fotografía desde la oficina. Pero la vida me ha enseñado que uno tiene que estar donde tiene que estar, y tiene que hacer lo que tiene que hacer. Así que seguiremos adelante, juntos, siempre juntos.

Te amo, pequeña (y ya gran) bebé. Eres una loca.

Papá.

La vida de acuerdo a mis fotos VI

Princesa acuática! Hace casi un mes y medio que no he tenido tiempo para escribirte. Perdóname chancha loca, han sido unos 40 días realmente locos. Dos de los últimos fines de semana los he tenido partidos por la mitad, y el trabajo me ha tenido algo secuestrado.

Pero hoy, al fin, aprovechando mi hora de almuerzo y mientras mastico un par de lechugas (porque se viene el verano y todos queremos un papá con menos panza) tengo tiempo de dejar algunas cosas que han pasado estos días.

Quiero que sepas que si bien he estado un poco alejado del teclado, no lo he estado de ti (a pesar de esos fines de semana un poco fregados), y que siempre estamos juntos. Quiero que sepas que eres la alegría de todas mis mañanas! Eres la cosita loca que desde las 6am (a veces un poco antes) hasta las 8am hace y deshace mi vida entera.

Valentina mañanasDesde la cambiada de tu pañal matutino (que últimamente es un desastre porque parece que tú solita te quieres poner tus huggies aunque no sé si tienes claro que no van en tu cabeza)… hasta los desayunos no tan saludables que a veces papá improvisa (como el pop corn).

Valentina y su pañal huggies

Valentina comiendo pop corn(Mentira pequeña, el pop corn fue sólo un experimento, igual desayunaste riquísimo tus huevitos con jamoncito y juguito).

Tengo que decirte que eres (desde siempre) una caramanduca loca de lo más saludable. Eres más grande, más alta, más loca y más dientona que el promedio de bebés de tu edad, pero tu pediatra dice que estás súper OK. Y eso para mi es un 20 en la libreta.

Ahora, tanta salud también significa una gran energía, Tienes una visión 20/20 (divisas un “guaguau” a 10 cuadras de distancia – y lo empiezas a perseguir también desde esa distancia) y una fuerza para mover objetos que realmente hace que tengamos que estar pendientes de que no te saques -o le saques a algo- la mugre. Es por eso que estos últimos fines de semana hemos salido a todas partes con tal de que puedas tener amplios espacios para jugar, para ser tu misma y para que ninguna limitación de área te contenga.

Valentina en cama elásticaTe encanta treparte a las camas elásticas, porque como tienes ya tan buen equilibrio, creo que caerte y rebotar es de lo más divertido para ti (disculpa los pantalones de Nana Fine que llevas puestos – son idea de mamá).

Valentina en parrilla Valentina voladoraNo sabes lo feliz que eres al aire libre. Creo que naciste como una pequeña niña de la selva. Corres como el viente, y a veces no hay quien te chape! Y te encanta acercarte a los demás niños para jugar contigo, lo cual siempre me pone nervioso porque muchas veces se trata de niños de varios años más que tú, que juegan con un poco más de fuerza que tú… por lo que siempre temo que te atropellen. Pero no, tú sigues ahí. Terca como tu padre. Te amo.

Valentina corredoraValentina jugandoValentina tobogánAhora que caminas por todas partes, que corres como el viento y que eres casi casi independiente de tus padres, tu curiosidad se ha exacerbado. Quieres mirarlo todo, conocerlo todo, entenderlo todo (y chuparlo, morderlo y comerlo todo). Eres tan curiosa que no pude contenerme de tomarle una foto a estas patitas (con la media sucia, muy mal!) que se paran de puntitas sobre un banquito para poder mirar lo que hay en la mesa…

Piecitos curiososY una de las cosas que te causa últimamente muchísimas curiosidad es la cocina! Es algo sumamente nuevo, y que a mi me encanta que esté sucediendo, pero que puede sacar un poquito de quicio a cualquiera, jajaja.  Te explico, los fines de semana tradicionalmente cocino yo en casa, y para cocinar, salgo a hacer algunas compras y regreso a casa para ponerme manos a la obra. Algunas veces pasa que no llego exactamente a la 1pm en punto (hora exacta en la que tú sueles almorzar) y mamá empieza a darte de comer lo que tienen preparado con anterioridad para ti. Y como queremos siempre estar juntos, tú almuerzas en tu silla hermosa acompañándome en la cocina mientras preparo lo nuestro.

Como sabes, estos últimos meses he estado a dieta, así que la mayoría de las cosas que preparo se parecen a esto:

Verduras

Ensalada caliente con pez espadaY casi siempre se trata de una mezcla de vegetales ricos al wok con un pescadito grillado (en la foto pez espada). Resulta, pequeña nariz de lombriz, que no almuerzas. Que mientras me ves cocinar pides “agua-agua” y haces “Mmmeeem” y repeles cualquier intento de hacer que comas tu comida. Y lo haces hasta que yo termino, momento en el que abres grande la boca y exclamas “Ammm! Ñammm!” y reclamas tu porción de mi plato. Dime tú!

Pero lo más gracioso quizá es lo que ocurre de noche, cuando mamá te hace dormir luego del baño. Luego de jugar y de tomar un último biberón nocturno, mamá prende la tele para ver algo… y zas, si pone Fox Life y ves algo que tenga que ver con comida, abres nuevamente los ojazos, exclamas “Ammm!”, te bajas de la cama y te vas corriendo a la cocina! Luego de haber cenado, terminado un biberón, y estar prácticamente dormida! Eres tremenda!

Valentina comiendo papaClaro, tanta energía sólo puede venir de toda la comida que te empujas todo el día! Tienes un filo… que creo que heredaste de mi. ¿Qué te puedo decir? Lo que se hereda no se hurta.

Hablando de herencia, me imagino que te extraña que tengas el pelo casi siempre del mismo tamaño. Pues la verdad es que no, mariposa loca, tu pelo sigue creciendo y creciendo… pero como heredaste algunos de mis rulos (por no decir todos y más), tu pelo suele verse siempre así.

Valentina en la piscina de pelotas

 

Lo cual es una tortura para mamá porque no tiene idea de cómo peinarte, así que ella aplica un ganchito al medio (peinado al que llama “el poodle”) y listo. Y bueno, yo evidentemente no puedo decir mucho al respecto porque mi destreza para el peinado es nula. Pero la verdad es que tu cabello está cada día más larguito, y se ve en realidad así:

Valentina con el pelo mojadoViste? No era tan cortito como pensabas! Yo por lo pronto soy partidario de las vinchas, que siempre sacan lo mejor de tu personalidad, jajaja.

Valentina y antenitasPrincesa, en estos últimos días hemos estado tratando de aprender dos cosas. La primera es algo que tú has aprendido sola, y la segunda es algo que estamos aprendiendo ambos. La primera, es a jugar a las escondidas. No hay nada que disfrutes más que esconderte para que yo te busque, y luego buscarme a mi cuando te encontré. No existen más reglas que esa. Y me parece el juego más maravilloso del mundo, porque nuestra felicidad al encontrarnos es la más real y rica del mundo, y está coronada por tus carcajadas.

Valentina y las escondidasLa segunda se trata de ir a misa. El padre que nos casó, nos dijo “una familia que reza junta permanece junta”. Y yo no soy una persona muy metódica en cuanto a esto, pero sí soy de las personas que creen que es importante que una familia tenga un eje espiritual importante, sea que el sea, porque nos ayuda a tratar de ser mejores personas. Y la verdad es que para nuestra suerte, encontramos una misa muy entretenida! Aquí estabas en las faldas de mamá, que se encuentra de espaldas. (Espero no haya sido una falta de respeto tomar esta foto).

Valentina en misa

 

Maravilla voladora, yo sé que en el Halloween pasado te dije que este año celebraríamos el día de la canción criolla y que no te disfrazaríamos… pero tu tía te envió desde Alemania unas antenitas de la abeja Maya tan lindas, y tu tía Jossy nos consiguió un disfraz tan lindo de abeja que… no pudimos resistirlo. Y la verdad, chanchita loca, que fuiste una abeja reina. Lo pasaste increíble, y terminaste de lo más feliz. Creo que de todas maneras celebraremos el día de la canción criolla, pero el próximo año te disfrazamos igual. ¿Trato hecho?

Valentina Criolla

Valentina carita pintada Valentina Halloween abeja Valentina Halloween abeja 2¿Ves que lo pasaste súper? Quizás el próximo año me disfrace yo contigo! Sólo si prometes no comerte el cerebro de tu tío Jose Daniel…

Valentina come cerebrosMi pequeña maravilla… sé que ha pasado un tiempo desde que te escribí por última vez, casi un mes y medio, pero te das cuenta que hemos hecho muchas cosas juntos? Te das cuenta de lo afortunado que soy de tenerte en mi vida? La llenas de colores, la llenas de risas, de persecuciones y de ataques de cosquillas. ¿Qué más puedo pedir? Soy el hombre más feliz del mundo cuando caes rendida con tus juguetes en las manos… porque el sueño te lleva de un campo de juegos a otro.

Valentina dormida con juguetes

Quizás sólo me quede pedir… que me digas Papá!!! Oye enana loca! Hasta ahora no me dices papá formalmente! En broma te he amenazado con que tienes hasta Navidad para decírmelo… pero seamos honestos. A estas alturas del partido dices: Mamá, agua, luz, “seacabó?” (y mueves las manitos en señal de interrogante), una vez dijiste “arajo…” , dices Guaguau, dices Mamama, y una buena variedad de otros sonidos para refererirte a las cosas como cuando quieres comer, o señalas algo diciendo “este?”… pero Papá, con todas las de la ley, no dices. Lo peor de todo es que lo has dicho. En más de una ocasión. Te he escuchado decirme Papá, y luego no más. Dices “Mamá” 180 veces durante el día, y alguna que otra vez sueltas un “baba”… Y cuando mamá te pregunta ¿dónde está Papá? tienes la sorna de voltearte, mirarme, tirarte encima mío y declarar que claramente entiendes que yo soy tu Papá. Pero no lo dices, pequeñuela traviesa.

Así que nos hemos puesto a entrenar:

Para antes de Navidad, ya enana loca?

Te adoro con el alma.

Papá.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La vida de acuerdo a mis fotos V

IMG_0721Hola princesa maravillosa, mi pequeño sapito silvestre! No podía dejar de poner esta foto, que me encanta por dos razones. La primera, porque obviamente las protagonistas son los dos amores de mi vida. Y en 2ndo lugar, porque me causa tanta gracia que te quedes dormidota luego de desayunar, y que mamá también se muera de sueño luego de darte de comer. Pero sobre todas las cosas, lo que me causa más gracia es que apenas papá se levanta de la cama temprano en la mañana para ir a la cocina a hervir agua para el café, regreso a la cama y te encuentro usurpando a pierna suelta mi lugar. Con toda la frescura del mundo. ¿Y qué puedo hacer? Pues te tomo foto, y así tomo venganza. Las amo.

IMG_0844

A tus 5 meses y 1 semana, vamos al Club con cierta frecuencia, lo que permite que desfiles por todos lados tu colección de sombreros, regalados apropiadamente por tu padrino y tu tía Rox. En este momento Valentina está luciendo un diseño floral que combina con su enterizo de caballitos de mar en tonos morados y turquesas. Inserte música de pasarela. Me encanta la mirada matadora.

IMG_0881Papá ha encontrado en ti a la mejor audiencia de su vida. Porque no importa que no le atine a la nota, se olvide el acorde, o el amplificador suene mal. Te mueres de risa, cantas (gritas) conmigo y saltas en tu silla como el sapito silvestre que eres. Y me divierto tanto viéndote tan feliz! Me haces sentir un rockstar definitivamente.

IMG_0887Sé que siempre te decimos que eres buenísima, una cuasi-santa, porque te portas taaan bien cuando salimos que nunca hemos sufrido (hasta ahora – toco madera) de alguna queja de las mesas de al lado sobre la bebé llorando o algo por el estilo. En realidad no sé cómo reaccionaría si alguien viene a quejarse de ti llorando. Tengo la idea de que no sería de los papás que se disculparían, pero de los que defenderían a carta cabal tu derecho a llorar donde se te de la gana. Pero sin distraerme de la historia, aquí evidencia de lo bien que te portas. Estabas aquí sentada a nuestro lado un domingo en Chili’s. Te portaste tan bien, que te quedaste dormida!

IMG_0904Tú y yo tenemos un ritual. Pero como tú vas cambiando, nuestro ritual también lo ha ido haciendo. Y de hecho anticipamos que en el próximo mes, cambie más. Así que últimamente la que te ha estado dando de comer por la noche es mamá -aunque he tenido el placer de hacerlo por las últimas dos noches y no hubo problema alguno-. Sin embargo esta parte del ritual, el baño, sigue siendo mi dominio y reino. Y es lo más divertido del mundo porque ya aprendiste a chapotear!!! Cabe mencionar mi amor, que siempre vale tener un pañal extra a la mano contigo, porque ya una vez te hiciste la pila encima míoooo cuando te llevaba del cambiador a la tina!!! Y más de una vez lo hiciste cuando te saqué de la tina y te puse en la toalla para secarte. Así que un pañal extra, como mínimo, siempre es importante.

IMG_0906Un mes más, una vacuna más. Tu piernita me recibió anoche con una curita de Hello Kitty. Te vacunaron el día de ayer en tu control médico contra el Neumococo, además de pesarte y medirte. A tus 5 meses y 1 semana mides 67 cm y pesas 8.3 kilos. De acuerdo a las curvas de crecimiento y peso, eres una bebé alta, y de un peso normal. Saber que creces a tu ritmo, y que todo está bien siempre me llena de paz. Te juro que el día puede ser un desastre, pero saber que tú estás bien, revisar mi teléfono y concentrarme en las fotos de tus cachetes me arrancan una sonrisa hasta en el peor momento.

IMG_0915IMG_0922

IMG_0911Sin embargo nada de eso impide que te fastidie a la hora de despertarte para bañarte y darte de comer. ¿Qué quieres que te diga? Tu sonrisa gigante al despertar vale la pena el que me demore 15 minutos en que abras el ojo, jejeje.

Te amo, maravilla bailarina. Llenas mi vida de colores.

Papá.

 

 

 

 

 

 

La vida de acuerdo a mis fotos IV

Hola maravilla cachetona! Hola pequeña marmota voladora! Extrañé terriblemente escribirte mi amor! Pero hoy me pongo al día con uno de mis posts favoritos. La vida de acuerdo a mis fotos, entrega IV.

1.- Pequeña pitufa tiene que ser preparada para su delicioso baño nocturno. Pequeña pitufa loca disfruta muchísimo que la cambien, la limpien y la bañen! 12.- Luego del baño, papá Ogro le da de comer a Pequeña Pitufa de acuerdo al ritual de todas las noches. Es de lejos lo más paja de mi día, todos los días.

2

3.- Pequeño pedazo de marshmellow volador entra en sueño. Increíblemente desde hace unas semanas duermes desde las 10pm hasta las 6am de corrido, salvo exista alguna razón especial para que te despiertes.
3

4.- Pedacito de cielo amanece del mejor humor del planeta, luego de dormir como oso polar. Mamá y papá no pueden más de felicidad de que tengas tan buen sueño! Luego de una cambiadita de pañal matutina, eres la gatita más feliz! 4

5.- Gatiña y mamá fueron a conocer el mar rápidamente al Club de Villa. De paso que saludaban al bisabuelo, y se conocían por primera vez. No te asustes gatita linda, no estuviste expuesta al sol, y como puedes ver por las nubes, tampoco hizo mucho calor. Estabas feliz! 5

6.- Taaan feliz… que regresando a casa terminaste como siempre, dormida en cualquier parte. 6

7.- Pero cuando despiertas… lo haces del mejor humor, y con uno de mis polos favoritos!!!7Mi pequeño pedazo de mazapán holandés, no he tenido la oportunidad de escribirte como he querido estos días, pero tuve la oportunidad de estar contigo más tiempo de lo normal. Tuve que quedarme en casa enfermito hace unos días, y luego el mes de diciembre quiso comerse a papá entero. Es un mes muy atareado en el trabajo, y no he tenido un respiro.

Quiero que sepas sin embargo que estás conmigo todos los días. Eres mi fondo de pantalla, ¿sabías? ¿No lo crees? Aquí está la prueba.

Captura de pantalla 2012-12-10 a la(s) 19.50.57Felizmente los días están pasando rápido, y prontito pasaremos juntos nuestra primera Navidad! Estoy seguro que será una de las Navidades más especiales que podamos pasar.

Te amo, pie de camote. Te voy a dar un mordisco en el cachete en un rato.

Papá.

P.D: Papá tiene iPhone nuevo, así que nuestros posts fotográficos regresan con fuerza!

La vida de acuerdo a mis fotos III

Buenos días pequeña karamanduka de anís. Es tan lindo empezar el día escribiéndote. Estamos pasando unos días un poco tensos pensando en tu llegada, además del trabajo, así que pensar en ti, y solamente en ti me permite respirar, relajarme, sentir que estoy en casa. Quería contarte que luego de revisar tus cosas como 30 veces, descubrimos que habíamos cometido algunos errores, como que teníamos biberones de 4 onzas pero no los complementos de los mismos… o que tenías ropita para la “parte de arriba” pero que te faltaban pantaloncitos. Creo que eso pasa cuando uno compra con más entusiasmo que otra cosa (y créeme, en relación a la ropa, quizá nos emocionamos más de lo normal).

Lo bueno es que tus tíos Huguito y Carlos nos han hecho un enorme favor. Tu tío Carlos recibió en casa algunas compritas de último minuto, y tu tío Huguito las va a traer. Entre ellas tu silla de comer, cosa que no necesitarás hasta dentro de 6 meses aproximadamente, pero que aprovechamos para comprar por el excelente precio. No menosprecies el favorazo de tu tío Hugo, que realmente la cajita de la silla es algo voluminosa, así que está sacrificando bastante espacio para darte el gusto. Le vas a deber muchos abrazos, besos y agarrones de la barba. ¡Quedas avisada!

La semana pasada fuimos a almorzar a casa de tu abuela (la mami de tu mami) con mi mami y mi hermano (tu padrino) y él llevó un postre. Cuando fue a comprarlo le preguntaron si es que llevaría una dedicatoria. No se le ocurrió mejor idea que dedicártelo a ti. Nos divertimos todos mucho hablando sobre ti, compartiendo nuestras ideas sobre como serás, y sobre todo compartiendo el entusiasmo por tu llegada. ¿Será que vienes en estos días? ¿Cuánto nos harás esperar? Quedan 5 días incluyendo el día de hoy para que  se cumpla “la fecha” de tu llegada. ¿Antes? ¿El mismo día? ¿Después? Sea como sea pequeña, estamos todos atentos a cualquier gritito de mamá, y los demás están atentos a mi llamada telefónica. Nuestros amigos aquí, seguramente están atentos a tu primera foto!

¿Te cuento mi última travesura? Recuerdas que te mostré una foto de la señal de baby on  board que puse en el carro? Ya pues… hice otra cosita. Algunos lo llamarán huachafada, pero a mi me divierte tanto! No tienes idea. Y yo sé que todavía no naces, pero estás tan presente en nuestras vidas que no podía esperar a ponerte en vista pública. Me divierte tanto que ahora seamos tres, y que seamos toda una pequeña familia que empieza a caminar de la mano por la vida. ¿Increíble, no?

¿Sabías que en casa no se come? Es decir, actualmente no comemos como uno tiene en mente que se debe comer. Sentados en la mesa, todos juntos, con tenedor y cuchillo, educadamente, compartiendo y conversando. El otro día caí en la cuenta que en el secador de la cocina, no habían ni platos, y casi nunca un tenedor o un cuchillo. Lo que siempre hay son bowls y cucharas. En casa pues, no se come. Se cucharea. ¿Por qué? Porque casi nunca almorzamos en casa, mamá desayuna cereales, y papá cena cremitas… porque cuando hay algo de comer, seguramente está en un tupper, y cuando mami ratonamente lo abre, le mete cuchara. Pero todo eso va a cambiar pequeña. Porque empezaremos a desayunar en familia, a almorzar juntos siempre que podamos, y a tomar lonche, o cenar juntos. Porque para papá no va a haber nada más rico que tener a sus dos chicas al frente, y conversar con ellas.

¿Sabías que mami es una trome? Porque si bien su panzota la tiene cada día más cansada, está llevando estos días con el mejor humor del mundo, y como me han dicho ya, si no fuera por la panzota, su ánimo no revela a una mujer en sus 40 semanas. Pero oh sí, ten por seguro que está cansada. Porque de noche, mami se mete a la camita, con necesidad de masajes, y con mucho, mucho sueño. Pero es una trome. No sabes lo feliz que me hace verla tan animada, tan contenta, esperándote con tanto cariño. Y como tal, quería asegurarme que ella lo sepa, así que te compré este entericito. Lindo, no?

Así que habiendo llegado a las 40 semanas, y habiéndose cuidado tanto, decidimos darle rienda suelta a algunos antojos el otro día. Porque finalmente, se lo merece. Y como me dijo alguna linda lectora, ya es momento de que se relaje, de que descanse, de que disfrute. Así que durante el fin de semana, decidimos tragar. Y tragar bocaditos de cumpleaños. Felicidad total y absoluta acompañada de una película y cama. Cuando vengas y seas un poquito más grandecita lo hacemos juntos, ya?

Ayer puse música clásica en la panza de mami… y no puedo dejar de imaginarte aprendiendo a tocar violín, o piano. ¿Sabías que yo aprendí tocar violín a los 6 años? La verdad es que dejé los estudios muy pronto, y ya no recuerdo absolutamente nada, pero te aseguro que me encantaría poder tocar el violín hoy por hoy.

¿Será que tú logras lo que yo no logré? ¿Será que no te interesa en absoluto? Ya lo iremos averiguando. Lo importante es que lo haremos juntos. Los 3.

I love you, petit-pan con nutella. Love you. Ven, ya?

Papá.

La vida de acuerdo a mis fotos II

Hola pequeña Valentina, hace días que tengo ganas de escribir este post, y la verdad es que para variar el tiempo me ha estado mordiendo los talones.

Recuerdas que te conté que te había comprado tus primeros aretitos? Pues aquí están. Le hice un pequeño “blur” al nombre de la joyería, porque pues este blog no es auspiciado por nadie, así que no vamos a ir por la vida haciéndo cherrys gratuitos. Espero que cuando leas esto todavía tengas tus pequeños aretes. Estoy seguro que no serán los últimos, pero para mi ha sido muy especial poder regalarte los primeros, toda la experiencia fue muy divertida porque hasta las señoras que vinieron a la oficina a vendérmelos se quedaron más de la cuenta escuchándome hablar sobre mi bebé. Una locura. Dicen que eres muy afortunada. Yo modestamente, les creo.

La semana pasada arrancamos la maratón por dejar tu cuarto listo. Los muebles de tu cuarto ya se enviaron a restaurar hace 2 semanas y nos los deberían entregar la semana que viene, así que me encargué de colocar algunas cositas, así como de vestir la cuna que te regalaron tu Opa & Oma con este juego llamado “Pío Pío”.

Tienes que entender que para papá es sumamente entretenido esto de comprar cosas para bebés, porque está alimentando su vocabulario con un sinnúmero de palabras especiales, tanto en español como en inglés, pero fuera de eso, puedes imaginarte a papá pidiéndole seriamente a la vendedora que le especifique las diferencias sustanciales entre el set Pío Pío y el Hada Madrina.

Fuera de bromas, nunca pensé que podrían haber tantas distinciones, ni que existieran tantas opciones que abaratan o encarecen las cosas. Dicho esto, tengo que mencionar que todo lo que posees en esta etapa de tu vida o es 100% algodón, o hiper hipo alergénico, o es biodegradable, o está hecho de Panda. Agradécele al temor de papá de comprar algo que te saque ronchas en algún momento. Eso sí, al año de edad te compramos una mascota, para que crezcas bien acompañada de un animalito que ayude también a reforzar tu sistema inmunológico, y para que con el tiempo puedas (como lo hacíamos todos los adultos cuando fuimos niños) tomar agua de la mangera o del caño sin morir en el intento.

La pintada y decoración de tu cuarto sí es otro cantar hijita linda. Aquí sí tuvimos que chambear duro y parejo. No te pongo fotos de la referencia que utilizamos para inspirarnos en la decoración, porque si no sale igual, tendrás evidencia sobre la cual increparnos. Sin embargo puedo decirte que el proceso ha sido una locura. Principalmente porque uno lleva una muestra a la tienda donde hacen el matizado para darte el color exacto que solicitaste y al pintar la pared te das cuenta que no es así.

Piensas inocentemente (y tu abuelo puede confirmar que no nos falta experiencia pintando paredes) que de pronto el color cambiará cuando seque la pintura y así obtendrás la tonalidad que esperabas inicialmente. Lamentablemente no fue el caso. Y no es que tengamos algo en contra de que tu cuarto sea rosa, pero la decoración planificada inicialmente para tu cuarto no incluye rosa en esta etapa. Si a esto le sumas que sabemos que en algún momento de tu vida entrarás en tu “etapa rosada” donde querrás que absolutamente todo sea rosado, puedes entender que no quisimos apresurarnos por pintar todo de ese color desde el primer momento.

Así que fuimos por la corrección de pintura, en plena fiestas patrias, con todo lo que implicó. Ir nuevamente a la tienda, volver a solicitar el matizado, escrutinar profundamente el trabajo de matizado del encargado de la sección de pinturas hasta lograr que nos entregue pintura del color de la muestra, y regresar a casa donde nos esperaba otra jornada de pintura. Tras confirmar que el color seleccionado era en primer lugar el que realmente requeríamos, y asegurándonos que el color no cambiaría por tener un fondo rosado, procedimos a pintar el resto de la habitación.

Conseguido el color buscado para tu habitación (mamá le dice Capuccino, yo le digo marrón claro – y la directora de arte de la agencia le dice “Camello”) ya pudimos proceder a instalar la lámpara que escogimos esa misma mañana para tu cuarto.

Tengo que confesarte pequeña nariz de tulipán bebé, que trabajar manualmente en tu habitación, en instalar las cosas, en pintar las paredes, en restaurar los muebles, nos hace a mamá y a mi muy felices. Sentimos que somos no sólo partícipes de tu llegada, pero artífices del nido al que te traemos. Y es que sería también lindo ir a una tienda de decoración a comprarlo todo y armar el cuarto como los que tienen exhibidos: “Señorita, me lo llevo todo!”. Pero por otro lado, económicamente no es nada fácil hacerlo, y también creo que pierde mucho el encanto sin el toque familiar y personal que cada uno de nosotros puede aportar (para bien o mal). Así cuando rayes esas paredes con crayolas, sabrás que estarás rayando la obra de Papá.

Esta es la lámpara que escogimos para tu cuarto. Me imagino que las cosas pueden llegar a parecerte muy raras viéndolas así, por etapas, pero estoy seguro que cuando las veas en conjunto te llevarás una buena impresión (o yo personalmente diré: “¡Qué hemos hecho!”).

Cuando fuimos a algunas tiendas de decoración para bebés vimos algunas lámparas bonitas, con algunos diseños infantiles interesantes, pero no sentimos que capturaban nuestra personalidad finalmente. ¿Será que tenemos en la cabeza que también tendrás una personalidad muy definida, y que para nosotros realmente eres la Princesa Valentina? Porque eso es lo que queremos plasmar en tu habitación. Queremos que sientas que eres una pequeña princesa, que llegas a un mundo donde cada detalle ha sido pensado para ti. Y que puedas crecer sabiendo que nada de lo que te rodea ha sido dejado al azar, o “empaquetado”. Porque esa es también una forma de saber que papá y mamá realmente te esperaron con el corazón totalmente abierto. Naturalmente no tengo nada en contra de quienes compran las cosas hechas, o contratan decoradores, o llenan los dormitorios de princesas. Simplemente nuestra decisión fue hacerlo nosotros, con todos los aciertos y errores que eso implica. Cosas del Orinoco.

El fin de semana también decidimos relajarnos un ratito e ir a Wong a comprar algunas cosas de comer, y nos encontramos con una oferta bastante interesante de juguetes y demás cosas para niños. No pude contenerme y me llené de libros de cuentos infantiles. Sospecho que me inventaré la mitad de los cuentos que te leeré por las noches, pero la verdad es que me he vuelto adicto a la literatura infantil, y se me ha metido a la cabeza el que tengas una pequeña biblioteca de cuentos. ¿No te parecería increíble? Desde ya ando buscando algunos libros especiales, así que como no tengo mucha idea, quizá pueda recurrir a las mamis y papis que nos leen para que me sugieran libros infantiles espectaculares. ¿Crees que sea una buena idea que te lea cuentos en más de un idioma?

Hoy en la mañana abrí uno de los cajones de mi mesa de noche y encontré guardada la tarjeta que te escribió tu Opa cuando te trajo tu primer vestido de París. Me pareció tan tierna, y tan importante que decidí tomarle una foto, porque no quiero que se pierda nunca, porque finalmente se trata de una pieza de papel, y uno no sabe las vueltas que da la vida. De esta forma me aseguro que no se pierda, y que puedas llegar a leerla al menos cuando leas esto.

¡Me pareció tan genial que tu abuelo te escriba directamente, como lo hago yo! ¿De tal palo tal astilla? Lamentablemente no tengo una foto del vestido, el cual recién podrás usar cuando tengas 2 añitos, pero ya se la tomaré y la colgaré para que quede también constancia fotográfica.

Y esa ha sido nuestra vida de acuerdo a mis fotos en los últimos días, pequeño camarón. ¿Te das cuenta que casi todo nuestro tiempo gira en torno a ti, a esperarte, y a prepararnos para recibirte de la mejor forma?

Faltan pocos días para que vengas, y cambies totalmente nuestras vidas. Es increíble saber que las cosas más hermosas tienen cuenta regresiva.

Te espero!

Papá.

La vida de acuerdo a mis fotos

Hola hermosa, sé que han pasado unos días desde que te escribí. A veces es difícil ser constante porque aunque uno muera de ganas de contarte cosas nuevas, la vida te come vivo durante el día… y llegas a casa cansado, donde lo único que quieres es que te hagan piojito y apaguen la tele luego de que caigas rendido. Esa es una de las razones por las que hago ejercicio ahora, porque muero de ganas de llegar a casa con toda la energía del mundo para poder muy pronto jugar contigo.

Hace un tiempo vi un blog que me mostró mamá de una mami que escribía sobre su embarazo, su vida y todo lo que la rodeaba y me pareció mostro que tenía una serie de posts llamados “Life according to my iPhone”. (Los/las amigas que nos leen pueden revisar el blog aquí).

La cosa es que me pareció espectacular esa forma de resumir los últimos acontecimientos de mi vida, porque es algo que hago hace mucho: sentarme en momentos de ocio a revisar las últimas fotos y sonreír pensando en lo divertido de cada escena, o meditando sobre cada una de ellas. Así que he decidido hacerte un resumen de los últimos días en base a las últimas fotos que tengo en el celular. La cosa va así:

El día viernes de la semana antepasada me separé de mamá y de su panza (tu hogar temporal) para viajar a Trujillo a dar una charla en un Seminario de Marketing para una conocida universidad. Fue como siempre una experiencia genial, porque sabes que a papá le encanta interactuar con la gente, de manera que mis charlas a veces bordean con el stand-up comedy. Espero que la gracia no haya opacado el contenido de la misma, y que todos se hayan divertido y aprendido durante el evento. De lo contrario sólo me volverán a llamar para hacer monólogos. En la foto, les pedí a todos iniciando la charla de manera “experimental” que levanten el brazo izquierdo. Lo hicieron. Saqué el celular del bolsillo y les tomé una foto. Luego les expliqué que la usaría para decir que todos tuvieron muchas preguntas, felizmente se rieron. Fue muy entretenido.

El día viernes de la semana pasada fui invitado a dar una clase en la Universidad Pacífico, otra experiencia entretenida, porque a diferencia de los varios cientos de personas de la charla anterior, me enfrenté a un grupo de unos 15-20 alumnos, y en lugar de  ser una charla, se convirtió en una conversación. Durante la clase no pude dejar de notar el comportamiento de varias de las alumnas, y hasta cierto punto pensé en cómo serías tú en el colegio, en las clases en general. Al final de la clase se me acercaron algunas alumnas y me pidieron mi opinión sobre algunos de sus trabajos. Fue en ese momento en que supe que amaré ayudarte a hacer las tareas. Yo te prometo ayudarte en todo lo que pueda. No lo dudes nunca, siempre estaré ahí para ti, y prometo hacer tiempo para ayudarte a resolver todas las dudas que puedas tener.

El jueves de la semana pasada fuimos a ver a tu doctora, para asegurarnos que todo siempre anda súper bien contigo. No pude más que reírme al ver a tanta mami embarazada con cara de agotamiento, y ver a tu mami en tacos, súper activa dando vueltas por todos lados. Y es que tu mami tiene una energía! Naturalmente termina el día agotada y pidiéndole a papá que le haga masajes en la espalda (ya pesas más de un 1kg preciosa!).  Pero es sin duda alguna, una miembro honorario de “embarazada y entaconada”. No me preguntes qué es eso hija… es un programa que mamá le mete entre los ojos a papá cada vez que enciendo el televisor. Lógicamente mami no anda todo el día en tacos, pero sí sale churra cada vez que puede. Yo admiro la energía y el buen ánimo que está teniendo a lo largo de todo el embarazo. Es una estrella, y este mes se portó súper bien, la doctora le dijo que estaba todo avanzando genial y que tú andas en las mejores condiciones. Un éxito!

Este sábado fui a comprar flores a casa. Un fotógrafo iba a visitar nuestro depa para hacerle unas fotos a mamá así que aproveché la oportunidad para ir de compras rapidito y ordenar un poco la casa. La verdad es que si bien puede no sonar muy “masculino” de mi parte, amo las flores. Y las amo porque le dan a nuestro hogar un toque de alegría y de vida que simplemente no tiene cuando no están. Y yo sé que cuando llegues a casa, nuestro departamento entero va a estar lleno de juguetes y cositas tuyas, así que creo que eso de lo “masculino” se puede ir muy al tacho, porque tú vas a ser la flor más importante de nuestro hogar. Por ahora quiero mostrarte cómo se ve una parte de tu futuro hogar en un día con flores.

La verdad es que mami ha hecho un trabajo lindo a la hora de decorar y escoger los muebles de nuestro depa. Yo tampoco no le dejé mucha opción porque cuando le pedí que se case conmigo, lo hice habiendo conseguido ya nuestro primer departamento, y habiendo comprado ya una buena cantidad de muebles… pero fui lo suficientemente sensato como para dejarle a mamá todos los “detallitos”. Porque ella es una capa, y bueno, aquí entre tú y yo, a mi me va a gustar cualquier cosa que ella haga. Como seguramente me va a encantar todo lo que hagas tú.

Pero lo importante aquí es que este fin de semana pensaba empezar a decorar tu cuarto. Compré todo lo que necesitaba para pintarlo por primera vez, y escogí un matizado llamado “Cocoa Cream” para la pared de tu dormitorio. Verás que te va a gustar mucho lo que voy a hacer con él. Sé que no soy un decorador de interiores, pero te prometo que he estudiado muchísimas fotos y tengo una idea clara de lo que quiero. Finalmente, haga lo que haga, tómalo como algo hecho con amor (poniendo el parche por si no sale taaan lindo). Lo importante es que papá y mamá quieren hacer esto con sus propias manos. Estoy seguro que cambiaremos la decoración muy a menudo, al menos eso dicen nuestros amigos, y más aún si anticipamos que tus pequeñas manitas usarán las paredes de lienzo para expresar tu creatividad (o ganas simples de rayar las cosas…).

Tengo que contarte también que una amable hada madrina (Yael nuevamente) si no me equivoco te envió otro regalito. Un par de cintas para la cabecita y un gorrito de lo más simpático.

Qué bebé tan rica vas a ser! Yo estoy seguro que me voy a morir por ti, pero no me cabe duda de que serás una bebé preciosa, y de lo más engreída, particularmente con la ropa. Ahora entiendo y veo con otros ojos todos los juegos de las niñas y sus muñecas. Llegó la adultez y ahora jugaré yo con la mía. Es genial!

 

Y hablando de gorritas, tengo que comentarte que nuestra selección está haciéndola linda en la Eurocopa! Hemos pasado ya a la semifinal, y tanto tu abuelo como yo estamos súper emocionados. Este jueves jugamos contra Italia y si ganamos, vamos a la final! Esa es una ventaja mi preciosa bebé, de tener también la nacionalidad alemana: tu selección de fútbol te dará alegrías. Yo sé que amamos el Perú, pero lamentablemente por ese lado, todavía no pasa mucho. Espero que cuando seas grande veas una selección peruana más chévere que la actual. Ya estoy acumulando todos los documentos necesarios para tramitar tu nacionalidad apenas nazcas, así que quédate tranquila, papá se encargará de todo por ese lado mein Schatz.

El domingo terminamos agotados, y como papá ha seguido súper bien su dieta (ya va bajando más de 3 kilos), nos tomamos la libertad de ir a tomar un buen desayuno buffet.

No, no es lo que crees, no vamos a rebotar con esta dieta. Estamos siendo muy ordenados, y la verdad es que romperla los días domingos forma parte del esquema que hace que el metabolismo se reactive el día lunes al volver a hacer la dieta. Además es entretenido porque papá tiene la oportunidad de planificar su domingo en base a todas las cositas ricas. Luego fuimos a visitar una feria para bebés en miraflores donde recorrimos los 40 mil stands, en donde amables señoritas nos llenaron de brochures y de consejos. Fue una experiencia interesante, y la verdad agotadora, en el sentido en que hay demasiadas cosas para bebés… Mi amor, yo quisiera que lo tengas todo, pero la verdad es que tendrás todo lo que realmente necesitas. Mamá y yo estamos haciendo un trabajo de investigación exhaustivo para que no te falte nada, pero para que no te sobren cosas, porque la verdad es que hay demasiadas cosas lindas, y tenemos el gran temor de comprar y que nunca uses algunas cosas. Estoy seguro que ese temor me volverá cuando llegues a la adolescencia, jaja, pero al menos ahí tienes a tu madre, que yo dejaré de meterme en la ropa que uses, y pasaré a meterme en la ropa que dejas de usar para cubrir todo tu cuerpo! (Es una broma, mamá me mata si me meto).

Ay hermosa, qué días! Como puedes ver, no hemos estado flojeando, la verdad es que han sido unos días algo largos, que sólo se harán cortos cuando tenga la suerte de esperar que el día vuele para llegar a casa a apachurrarte y morderte las patitas. Soy tan feliz cada día con el simple hecho de pensar en que ya vendrás a acompañarnos… y me ocupo tanto de tratar de que vengas a un mundo lleno de colores, lleno de alegría, donde puedas ser la hija más amada del universo… pero la verdad, y aunque suene a un cliché, sólo quiero que llegues sana, y seas una bebé feliz.

Te amo pequeña pulga.

Papá.