Setiembre

Este jueves 10 mamá y papá cumplen 4 años de casados. El lunes 14 tú cumples 3 años de edad. Y yo solo puedo preguntarme, ¿en qué momento el tiempo pasó tan rápido?

Y claro, en retrospectiva el tiempo vuela porque en gran parte uno vuela de lunes a viernes y trata de sacarle el jugo a los fines de semana, exprimiéndole cada gota de emoción y alegría a tu lado. A veces me da un poco de pena que la vida sea así, tener que trabajar tan duro casi sin verte durante la semana para gozarte con la mayor intensidad los fines de semana. Luego recuerdo que tenemos muchísima suerte en esta vida, y se me pasa.

En fin, ¿en qué se nos han pasado los días en estos meses, pequeña nariz de botón de tulipán?
Pues en principio en que me celebres el día del padre como Dios manda. Me llegó en su momento mi primera invitación al día del padre de tu Kindergarten, y a los pocos días fui a tu primera actuación. Fue preciosa, cantaste en alemán sobre los animales, los colores, recitaste un poema para mi y luego me diste un babero de regalo. Fue el regalo perfecto, ya lo necesitaba! Luego tomamos desayuno y jugamos en el jardín del kinder. Salimos del cole y pasamos la tarde juntos en casa, haciéndome infinitamente feliz.

2015606125019Actuación día del PadreJuegos día del padre

Dos días después celebramos el día del padre en casa, el domingo como corresponde. Mamá y tú me llenaron de regalos preciosos, especialmente unas flores hermosas de La Florentina, y un cuadro hecho a mano maravilloso que dice “Papi, quiero que sepas que tú eres mi súper héroe favorito”.Ya lo tengo conmigo en la oficina y junto a todas tus fotos (mi oficina es la más cachivachera y llena de fotos, te lo aseguro) son parte de mi inspiración cada día.

Regalos día del padre

Ah, sí. Creo que en la foto salen un par de calzoncillos. Todavía no entiendo eso de regalar ropa interior jeje. Cosas lindas de la vida.

Luego de abrir regalos, llamamos al Opa, saludamos al Abu, y fuimos a desayunar a la calle pues mamá y tú querían invitarme algo rico. (Nota mental, el próximo año deberíamos regalarle calzoncillos al Abu y al Opa, para que se rían!).

Valentina desayuno día del padre

Y es que en eso de salir a comer algo rico creo que se nos pasan los fines de semana. Uno lo toma como algo normal, pero de verdad tenemos mucha suerte en muchos aspectos. En primer lugar, de vivir en un país donde se come tan rico caramba. En segundo lugar, de tener los medios para hacerlo. Nunca está demás agradecer y seguir trabajando. Eso es algo que nunca dejarás de aprender, pequeña loca.

Pero sí, nos la hemos pasado comiendo. Y comiendo. Y comiendo. Tanto fuera de casa… (Morí de risa con tu intento de comer tu pollo frito con palillos de sushi).

Valentina almorzando con mamáValentina cebichitoValentina olive gardenValentina comiendo sushi

Como dentro de casa.

Valentina y los panquequesbrownies brownies de valentina Valentina y los brownies

Barriga llena, corazón contento, dicen, no? Aunque debo aclararte pequeña langosta de primavera, que no todo es comer en esta vida. Tu saludable apetito siempre está motivado por una enorme cantidad de actividad física. Tu energía diaria es (o parece ser a veces) inagotable. Y para que puedas llegar a dormir bien a las 8pm de la noche, tu actividad diaria suele incluir mucho salir al parque a jugar, corretear detrás de gatitos, usar tu scooter como una loca, e incluso asistir a tus clases de educación física. A esto, pronto, prontísimo le añadiremos tus clases de baile. Porque no he conocido en mi vida a una niña más bailarina. Te encanta! Te sientas frente a la tele y me pides que te ponga videos de ballet en YouTube, y bailas por horas. Así que vamos a aprovechar esa energía y propósito natural para ver si las clases te gustan. Ya me dirás cuando leas esta carta más adelante si las clases rindieron algún fruto!

Valentina y los gatitosValentina en el columpioValentina y mamama alice

Olvidé mencionar que AMAS los caballos? Con pasión y locura? Tienes la increíble suerte de tener una madrina que te puede llevar feliz de la vida a montar a caballo, y no tienes idea de lo alegre que estuviste. No cabías en tus cabales! Así que botas rosadas y sombrero rosa en mano, te fuiste a cabalgar con tu madrina. Qué paja!

valentina y elsa mariaValentina en el caballo

¿Así cómo no se pasan volando los días? Mi última carta larga ha sido escrita hace 11 semanas aproximadamente. En parte porque he estado tan ocupado en el trabajo, y en parte porque hemos estado tan activos durante los fines de semana que ya te imaginarás que toda esta acción a mi también me ha dejado agotado, jeje. Sin embargo ya era hora de contarte sobre todo lo que ha pasado en estos días.

Porque tus papás hacen un esfuerzo muy grande por llenar tu vida de experiencias, y no sólo de dibujitos en la tele. Creemos firmemente en que la mejor forma de que crees una visión del mundo es que lo explores en todas sus formas. Eso, en el fondo también nos hace a nosotros unas personas más activas. Así que creo que ganamos todos, pero sobre todo ganamos como familia.

Y claro, mamá y tú siempre ganan cuando después de una visita al MALI terminamos en la tienda de la tía Taloma más conocida como Miss Cupcakes en el Jockey o comprándote zapatos nuevos en la tienda de la tía Jessica Butrich. Me causa tanta gracia que sean tan parecidas ustedes dos!

Valentina en el Mali Valentina en el Mali Valentina en el Mali Valentina en Miss CupcakesValentina Jessica Butrich

Y así pasaron las 11 semanas. Entre una cosa y otra, incluso llegó tu Mamama Zoila desde Chile para apachurrarte! Qué lechera!

Valentina con mamama zoilaSin embargo, el fin de semana pasado hicimos algo realmente especial. Filmé durante el camino porque creo que es algo lindo que podemos compartir con los demás, y que me gustaría que veas más allá de solo en fotos. Ya te lo mostraré cuando termine de editarlo. La cosa es que mamá hizo algo de lo que estoy muy orgulloso.

Hace unos meses,  Sodimac le regaló a mamá una mantita de polar muy rica con una tarjeta muy linda. Ella abrazó su mantita y se echó en el sillón de la sala, y juntos meditamos sobre la suerte que teníamos de tener abrigo y tanto cariño prodigado hacia nosotros. Mamá es una personalidad mediática y no es poco común que algunas empresas nos envíen cosas a casa. Pero nos dimos cuenta, que esa mantita si bien era un lindo regalo, era con mucha seguridad más necesitada por personas que estaban pasando frío. Así que le pedimos a Sodimac que nos ayude y nos regale algunas mantitas más.

No pasó mucho hasta que Sodimac nos envió un montoooón de mantitas! Y en el camino, mamá hizo una venta secreta de su closet, totalmente para caridad, donde felizmente recaudó una suma considerable de plata.

Así que con la ayuda de tu tía Vane Vásquez de Juguete Pendiente, este fin de semana pudimos ir a un hogar para mamás adolescentes y a una comunidad para donar el dinero y las mantitas. Tú nos acompañaste durante todo el camino, y fue tanta la intensidad del evento, que al final te quedaste completamente dormida encima mío.

Valentina y papá en donación Valentina en donación

Princesa, si bien ya estamos en setiembre, y se viene tu cumple, nuestro aniversario, y los días se pasan volando – pronto estaremos en Navidad, imagínate! –  toma esta lección y hazla tuya. Llena tus días de vida. Llénalos de cosas que te hagan feliz, y si tienes la oportunidad, haz feliz a los demás.

Te amo, pequeña terriblina.

Papá.

P.D: Sigue siempre siendo la loca maravillosa que eres! La Fancy Nancy espectacular que alegra mis días!

Valentina Fancy Nancy Valentina y sombrero de hada

Paréntesis Navideño parte 1: Mermelada y Galletas

IMG_7299Hola mi pequeño elfo navideño! Mi princesa cocinera! Este fin de semana nos quedamos juntitititos en casa porque mamá viajó con sus amigas del cole a Máncora para celebrar su aniversario de promoción – qué envidia! – así que nosotros aprovechamos para hacer un montón de cositas, así que su viaje se convirtió en un paréntesis Navideño para nosotros, fuera de nuestra rutina habitual.

Como eres una pequeña muy enérgica, tuve que planificar con cuidado cada una de las actividades del fin de semana, porque la idea de pasarla metidos en cama viendo tele, no es una opción para ninguno de los dos (al menos por ahora). Y como estamos tan cerquita a Navidad, decidimos entre otras cosas, preparar dos cosas: Mermelada y galletas de jengibre.

Verás, uno de tus dibujos favoritos se llama “Masha y el Oso” – originalmente un dibujo ruso llamado Маша и Медведь –  y nosotros lo vemos casi todos los días a las 7am mientras mamá y papá se alistan para ir a trabajar. Mamá dice que tú eres Masha y yo el Oso. Yo muero de risa con cada travesura de Masha, y de hecho tienes algo de ella cuando te pones Terriblina.

En uno de los capítulos, Masha se dedica a preparar mermelada para el Oso, y canta una canción que se me queda siempre metida en la cabeza y termino silbando todo el día. Es justo uno de tus capítulos favoritos, porque amas cocinar y porque adoras pararte en mitad del capítulo a bailar y cantar la canción.

Así que decidimos preparar juntos mermelada casera, fresquita, y regalársela a tus abuelos, un frasco para la casa del Abu, y otra para la casa del Opa. Nos levantamos temprano, nos bañamos, te peiné, te cambié y listos nos fuimos a desayunar con Jose Daniel y Alexia, para luego ir a comprar lo necesario para nuestra mermelada y nuestras galletas de Jengibre.

Decidimos juntos (en realidad fue más tu decisión que la mía) preparar mermelada de frutos rojos. frutos rojos mermeladaAsí que nos hicimos de moras, frambuesas, blueberries y fresas y unos cuantos frascos lindos de vidrio (porque no podía ser de otra forma, #escogevidrio) y regresamos a casa para preparar nuestra mermelada (ves? Ya estoy tarareando la canción de Masha mientras escribo).

Sabes? Me fascina verte tan concentrata con las tareas de la cocina. Guiarte, ayudarte, y dejarte experimentar es increíble. Darme cuenta que eres más inteligente de lo que uno podría imaginar, y que entiendes todo a la perfección me hace tan consciente del paso del tiempo y de que cada vez eres menos una bebé para ser una niña preciosa.

Utilizamos una parte de la fruta para preparar un zumo, y el resto prácticamente entera para darle textura a la mermelada. Todo a la olla con azúcar, y a mover y esperar.

preparando mermelada

Un par de horas después, tarán! Mermelada de frutos rojos delicioooosa, sin preservantes, sin químicos ni nada parecido, hecha por tus manitas hermosas y lista para ser untada en alguna tostada.

Mermelada de Valentina

 

Acto seguido nos pusimos manos a la obra con las galletas de jengibre. Utilizamos la receta de tu tía Paloma, porque si vamos a preparar galletas necesitábamos una receta de garantía, y como confiamos en la infalibilidad de Miss Cupcakes, usamos su receta.

Integramos todos los ingredientes de acuerdo a sus instrucciones, y tras dejar descansar la masa por una hora y dedicarnos a armar un trencito bajo el árbol de Navidad, nos remangamos y estiramos la masa para proceder a cortar y hornear.

batiendo ingredientes galletas de jengibreEres una trome con el rodillo! Son esas pequeñas cosas las que me asombran cada día. Creces, creces y no dejas de crecer. Adquieres habilidades con solo imitarnos. Aprendes de forma intuitiva. Me tienes totalmente embobado con lo capa que eres!

Valentina amasando galletas Valentina cortando galletas de jengibreValentina cortando galletas

Tus primos Nico y Gabriel llegaron a visitarnos junto a tu tía Karla, y junto a ellos empezamos a armar también una linda casita de Jengibre, donde puedan vivir todos los hombrecitos de jengibre que armaste. Poco a poco las galletas iban saliendo del horno, y mientras probabas algunas y preparabas otras, se nos pasó el día rápidamente.

Galletas de Jengibre de ValentinaValentina y la casa de jengibre Casa de JengibreLa noche nos agarró por sorpresa y nunca terminamos de decorar, ni la casita ni las galletas, así que hemos decidido hacerlo entre este jueves y este viernes, que estaré en casa contigo por vacaciones. ¿Además, mamá ya está de vuelta, y qué cosa más rica que compartir con ella la decoración? Además podemos hornear muchas galletas más! Ahora que eres una experta, seguro nos toma la mitad del tiempo.

Finalmente terminamos con tres frascos y un poco más llenos de mermelada deliciosa, y un buen lote de galletas para decorar. Pero sobre todo, terminamos agotados y felices de saber pasar el día juntos. De poder encontrar tiempo para hacer cosas. Para sonreir. Para hacernos felices. Espero que eso nunca cambie, pequeña muñeca horneadora. Porque no quiero dejar de maravillarme contigo nunca, y estoy seguro que así será.Valentina en la cocina

Te amo,

Papá.

P.D: Nos espera el reto de la decoración! No tengo idea de cómo lo haremos, pero juntos lo vamos a lograr!

 

 

 

 

Creces, cambias, aprendes, imitas, creces.

IMG_1084

Desde antes de que nazcas compré una silla para comer. Compré la silla porque el libro que más consultaba durante la época me indicaba que a los 6 meses ibas a estar lista para probar tus primeras papillas. Así que la compré. No era padre aún, pero era comprador. Escogí, seleccioné, transaccioné, esperé, recogí y me traje la silla incluso del extranjero. Mentira, te la trajeron un par de amigos que viajaron a USA (tu tío Huguito para ser exacto) mientras en la alojó en su casa tu tío Marchena.

Desde antes de nacer, y hasta 6 meses después, no tuve idea de cómo sería verte comer. Siempre imaginé que sería una tarea tierna, pero nunca tuve realmente una idea real del trabajo que a veces podría significar.

IMG_4727 IMG_4599

Hubieron días en los que la alimentación fue brillante. Te encantó la papilla, te fascinó el color, te morías de hambre y te comiste todo lo que había en el plato. Y hubieron días en los que no, ninguna de las variables estuvo ahí para hacer de la experiencia algo placentero. El resultado, comida en tu pelo, en mi pelo, en el plato, la mesa, el piso y a veces el techo.

Y me encantó verte aprender a disfrutar cada uno de los sabores. Incluso verte desaprobar aquellos que simplemente no congeniaban contigo. Verte tirar todo al suelo, limpiar todas las manchas de comida (pensando en que las imposibles manchas que aparecen en los comerciales de detergentes debían ser causadas por niñas como tú), y saber que crecías. Crecías y comías, comías y crecías. Un invariable círculo virtuoso que sólo me hacía sonreír en cada visita al pediatra mientras me indicaba que estás en el límite superior de la curva de crecimiento. Verte comer me hacían recordar a veces experiencias como esta lluvia de comida!

Jane Goodall decía que el ser humano es el único ser con el don de la comunicación superior, y que como tal, encuentra una enorme ventaja frente a todas las demás especies al poder comunicarse a través del lenguaje, pues este permite que se transmita conocimiento a través de imágenes e ideas. Que no hace falta que las experiencias sucedan para lograr el aprendizaje, basta con contarlas. Es muy interesante que una “primatóloga” como Jane pueda haber concluido algo tan razonable, y que al mismo tiempo yo pueda verte aprender de manera tan intuitiva a comer. Porque es obvio que todavía no dominas una comunicación verbal fluida, pero tu capacidad de aprender cada día es impresionante. Primero con tus manos en tu propia silla…

IMG_0447

IMG_1410

IMG_4822

Y luego quejándote amargamente si no almorzábamos todos al mismo tiempo frente a ti. Pues no querías comer sin los demás. Querías ser parte del grupo. Querías mirarnos comer, y no querías comer algo distinto. No más papillas, querías comer de la olla. Del plato. De mi plato! Incluso, querías dejar de comer con las manos. Querías comer con cubiertos!

Tengo que confesar que tuve un poco de miedo al principio. Verte comer y embarrar todo al inicio era delicioso, y durante un tiempo pensé, “cómo vamos a hacer para que Valentina aprenda a comer con cubiertos?”… “mi mamá me va a matar si Valentina no aprende a comer con cubiertos!”. No tuve más que esperar que desees imitarnos en la mesa. Y no tuve que esperar mucho.

IMG_2949 IMG_2293 IMG_3501 IMG_3353Más allá de lo mucho que me fascina la capacidad ambidiestra que tienes para manejar los cubiertos (hace unos días estuviste en la clínica con suero en tu manito derecha, y te dedicaste a tomar agua en una cucharita usando tu mano izquierda con la más notable habilidad), me fascina verte crecer.

Aprendes y creces cada día. Hoy, pides cremas para ponerte en las piernas, como mamá lo hace. Pides que te pongan desodorante (y hacemos el gesto) porque ves que lo hacemos. Te cepillas los dientes con nosotros y lo haces solita. Nos imitas en cada uno de nuestros gestos, y ese efecto espejo me maravilla tanto, como recorrer mi álbum de fotos y darme cuenta que poco a poco dejas de ser esa bebita hermosa, esa pequeña Baby V para convertirte en Little Miss V. Una pequeña princesa. valentinalentes¿En qué momento pasó el tiempo? En qué momento dejaste las papillas para empezar a robarte mi canchita?

IMG_0577 IMG_0571

En qué momento este año y 6 meses se convirtieron en una declaración de independencia, donde me miras, sonríes, me dices “Tau tau papá”, agarras las llaves de la puerta y haces el ademán de irte? Creces demasiado rápido mi amor. Y yo no soy capaz todavía de sobrellevarlo con gracia.

Para mi, incluso ahora que (para la felicidad imagino de Jane Goodall) tenemos pequeñas conversaciones verbales (que principalmente implican órdenes tuyas como “mi tete!!!”), seguirás siendo por un buen tiempo todavía la pequeña que adorna el fondo de pantalla de mi celular. Esa pequeña cara de loca embarrada. Esa obra de arte que puedo llamar “princesa”.

IMG_2039

No crezcas tan rápido, ya? Te lo ruego.

Te amo.

Papá.

 

 

Happy Mes-day #6!!! Y todo lo que tus 6 meses traen.

Torta de 6 mesesPrincesa! El pasado jueves 14 cumpliste 6 meses de edad. 6 meses! Puedes creerlo? Han pasado tantas cosas desde entonces, y el simple hecho de leer este blog algunos meses atrás hace que vea cómo has cambiado en tan poco tiempo. Desde que eras una pequeña ratoncita hasta hoy, que te sientas solita, y hasta comes papillas!

Cantando Happy BirthdayCumpliste 6 meses el mismo día que mamá cumplió años. Y no podíamos dejar de celebrarlo! Mamá estuvo tan feliz, que decidió que todos los años celebraremos su cumple con tu “medio año”. ¿Qué opinas? familia Muck Rodriguez

Me encanta la idea de acompañarte en el camino de vida que empiezas a recorrer (y que pronto recorrerás literalmente!) que tengo que confesarte que aunque hayan pasado sólo 6 meses, te juro que no recuerdo bien la vida sin ti.

Pero vamos al punto, pitufa loca. Ahora que eres grande (ya te está saliendo un tercer diente!) tu mundo está cambiando radicalmente. Empiezas a disfrutar nuevas formas de experimentar el mundo, y aprendes muchísimas cosas nuevas cada día. Entre ellas, a sentarte, a comer, a bañarte y usar bloqueador, etc.

Cerros de ropa y pañales Huggies Disfrutas de irte a la playa en mitad de semana con mamá… aunque eso signifique que prácticamente te mudas con la mitad de tu ropa (ojo que ese cerro de ropa también incluye ropa de tus amigos) y un montón de pañales. Coches de Valentina y sus amigos

Y no fuiste a la playa sola, fuiste con las amigas de mamá, y tus nuevos amigos! No sabes lo paja que puede ser para mi saber que tienes amigos a quienes conocerás “desde que eran bebés”. Y que si bien se llevan meses, son todos unos pequeños renacuajos! ¿Increíble, no? Tienes mucha suerte pequeña. Yo no tengo esa clase de amigos, y me encanta saber que tú sí los tendrás. Valentina en la piscinaY ahora sí puedes disfrutar de la piscina como la tiburoncina que eres! Ya eres grande como para no morirte de frío en el agua, y al mismo tiempo para sofocar los calores del verano remojando las patoingas usando un flotador hecho para esa edad. No tienes idea de cómo lo disfrutas!

Valentina en Madam Tusan Valentina en Madam Tusan 2

 

Y salir contigo es cada vez más sencillo. Te encanta estar sentada a la altura de los adultos, y conversar con todos. Eres una máquina de sonrisas, y cada día tienes más paciencia, dejando que mamá y papá puedan también disfrutar de estar con sus amigos, salir a comer sin tener que salir volando porque “la bebe no aguanta”. Tú mi amor, aguantas todo. Eres demasiado buena!

Mesa de comer empacada Recuerdas que te conté que tu tío Carlos guardó en su casa tu silla de comer, cuando no pude traerla a Lima ya que tenía un exceso de bultos de todas las compras que hicimos para ti por internet? Pues esta es. Te la trajo tu tío Huguito, quien vino de Miami a Lima sacrificando la mitad de su equipaje para que tú tengas tu silla hermosa. Ahora que ya tienes 6 meses… pues fue momento de armarla!Mesa de comer armadaQuedó chévere no? Y te cuento algo: Te encanta!

Probando la mesa de comerEres la más feliz con esa nueva vista! A la altura de papá y mamá, y comiendo como grande!

Una cosa nueva: la sazón de papá. Y debería decir “sazón” entre comillas, pues todavía no puedes comer nada sazonado. Nada de sal, ni especias, ni azúcar refinada. Tus papillas, que obviamente se ven deliciosas, son una muy natural y fresca forma de puré chancado de algunas verduras o harinas (en la foto es papa amarilla), un poquito de yema de huevo y tu leche. Deli, pero es sólo el comienzo. Pronto le hincarás el diente a los platillos de papá! Pero paciencia, paciencia!

Papilla de papa

Antes de tirarnos encima de un brontosaurio al horno, tenemos que aprender a comer! Y digo que “tenemos”, porque no sólo tú tienes que aprender a comer sólidos, pero nosotros tenemos que aprender a dártelos. Y nuevamente, tenemos que armarnos de paciencia, no apresurarnos y tratar de que descubras nuevos sabores cada día sin convertir la experiencia en una pesadilla. Por el momento te confieso, no ha sido taaan difícil, pero fácil tampoco. Es un mate de risa ver las muecas que pones con la comida, pero al mismo tiempo es de lo más increíble verte sonreír cuando algo genuinamente te gusta.

Valentina comiendo y haciendo muecas 2 Valentina comiendo y haciendo muecas 3 Valentina comiendo y haciendo muecasValentina saboreando Valentina gozando Valentina comiendo felizA todo esto, pequeña pitufa, puedes creer que tu madrina, tu tía Elsa, tu tío Gino (papá e hijo) y tu tío Renzo te regalaron una cucharita de plata? Una belleza, para una belleza. Cuchara de plata

Pero sabes qué? Con cuchara de plata, o sin cuchara de plata, es importante que sepas que todos los papás siempre buscarán que sus hijos estén felices y bien alimentados. Y así como hoy aprendes a comer, quizá mañana podamos aprender juntos a ayudar a quienes no tienen qué comer. Porque más importante que cualquier cuchara de plata, es tener un corazón de oro, y yo sé que tú lo tienes. Y verás que tu madrina te enseñará eso también.

Valentina con papilla en la caraTe amo.

Papá.

 

 

 

 

 

 

 

San Valentin y Happy Mes-Day #5!!!

San Valentín es una fecha muy especial para nosotros, pequeña rana silvestre. Especialmente ahora, que tú Valentina, nos acompañas. Es una fecha especial porque comprendimos hace un tiempo, que es una fecha para demostrar de una manera especial el cariño hacia nuestra pareja, y entendimos que para hacerlo, no hacían falta reservaciones imposibles, o regalos exclusivos. Basta con dar un pequeño extra. En hacer algo un poco más especial que de costumbre. En hacer ese pequeño esfuerzo que normalmente te da flojera o pereza. Porque vale la pena.

Así para Papá, lo más especial es cocinarle a mamá algo que sé le encanta, y hacerlo con especial cariño. Porque también es importante que las parejas cuando tenemos hijitos muy pequeños, aprendamos a darnos un tiempo para nosotros. Ya que si siempre estamos mirándote a ti, en qué momento nos miramos a nosotros?

Así que te cuento un poquito lo que le preparé a mamá, ya que estoy orgulloso de que haya quedado rico.

Me hice de la receta de un salmón crocante en una cama de papas rústicas con pulpa de cangrejo, cebollita china, culantro y vinagreta, con tomates soasados y una ensaladita de berros (la cual incorporé para darle algo más de frescura). De postre, me mandé con un lujurioso souffle de chocolate. Aquí las recetas del maestro Gordon Ramsay:


Y aquí algunas fotos de los resultados. Independientemente de si las fotos son buenas o malas, déjame decirte pequeña maravilla que salió espectacular, y que mamá y papá tuvieron la oportunidad de cenar en casa, tomar una copa de vino, conversar, mirarse a los ojos y recordar que se mueren el uno por el otro. Porque esa es la razón por la que tú estás con nosotros.

IMG_2836 2

IMG_2838

IMG_2840

IMG_2841

IMG_2845IMG_2847

IMG_2851Tuvimos también la oportunidad de celebrar tu 5to mes con nosotros. Así es Pitufa! No sé si lo he contado antes, pero me causa mucha gracia que hayas nacido el 14-09. Porque el 14 nació mamá, y el 09 nació papá. Ayer cumpliste 5 meses, y estamos a sólo 30 días de una nueva aventura: empezar a introducir papillas a tu dieta!

Para celebrar tus 5 meses, tu abuela y mamá pudieron cantarte Happy “mes-day” durante el día. IMG_2770

Pequeña princesa, pronto te darás cuenta que aunque se celebre San Valentín una vez al año, love is all around.

Te amo.

Papá.

 

Los mejores huevos revueltos

Hola pitufina!

Esto tenía que compartirlo con muchas de las mamis que nos leen, porque yo hasta que probé esto, tengo que confesar, que no tenía idea de lo distinto que podía ser un huevo revuelto de otro. El huevo revuelto que prepara mamá es una de las cosas que a papá más le gustan, porque le pone todo el empeño del mundo, y porque me remonta a épocas en las que desayunábamos juntos mientras trabajábamos en sacar adelante su blog. Y como muchas cosas, la comida te puede transportar fácilmente a ese momento.

Sin embargo y sin querer queriendo, caí en este video de Youtube:

Y no pude hacer menos que probarlo por mi cuenta. Y la verdad princesa, es que es este huevo revuelto es un espectáculo!!!

Aquí una fotito de cómo quedó!

huevosrevueltosY realmente valió la pena. En 2 meses empezarás a comer sólido – papillas y demás – y en menos de lo que canta un gallo estaremos comiendo huevitos revueltos! Con tus dientotes en acción!

Valentina Muck

Un beso maravillosa! Te espero en la cocina!

Papá.

Día del Padre

Hijita preciosa, tengo una gran duda, y es la misma duda que me asaltó hace unos días cuando se acercaba el día de la madre: ¿Estando mamá embarazada, se debe celebrar el día de la madre para ella? Y dada la misma coyuntura para papá, ¿deberíamos celebrar el día del padre para mi?

La respuesta en relación a mamá fue afirmativa. No es que haya hecho una gran investigación o haya hecho grandes consultas al respecto, pero mi razonamiento fue que si me preguntas si tu mami es mamá por el simple hecho de estar embarazada, pues la respuesta para mi es sí. Categóricamente. Porque cuando camino a su lado en Wong, ella inconscientemente te acaricia, mientras abraza su pancita, busca lo que debe comer para poder alimentarte mejor, se preocupa por descansar lo necesario para que crezcas tranquila, y básicamente porque la miro y veo una madre. Y ya.  Y en mi caso, pues también. Y yo sé que oficialmente seremos mamá y papá el día que llegues al mundo, pero creo que ya estamos asumiendo las responsabilidades de la paternidad desde antes que llegues, así que siento que también merecemos el regalito correspondiente.

¿Quiéres saber qué recibió mami en su primer día como mamá no-oficial? En primer lugar corrí a buscar algo que le diga a mamá que era mamá. No quería que se confunda, y siendo este primer día de la madre algo muy especial para nosotros, quería que se lleve un recuerdo especial. Así que recibió cuatro cosas importantes:

– Desayuno en cama. Ella pidió “uno de esos desayunazos gringos, con salchichitas, tocino, panqueques, huevitos, jugo de naranja recién exprimido… mmm”.  Pues naturalmente: Deseo concedido. No te asustes pequeña, que papá también desayunó y no dejó que mamá se termine todo ese platote. Lo sé, papá se aprovechó un poco del deseo de mamá para salirse con la suya, pronto aprenderás que esa es una especialidad de papá.

 

Lo siguiente que recibió mamá fue una tarjeta por el día de la madre. Yo sé que puede sonar a cliché, pero en este primer día de la madre, creo que todos los clichés aplican. Dentro de la tarjeta pude escribir cuánto la adoro y lo feliz que era por el hecho de que vayamos a ser papás. ¿Te das cuenta que tu simple existencia nos hace tremendamente felices? A continuación recibió un regalo que ma pareció lo más importante de todo, porque quería que sea algo simbólico, y que mamá pueda recordar siempre como algo que recibió la primera vez que iba a ser mamá.  De esta manera mamá se hizo con el siguiente regalito:

Se trata de un brazalete que dice “mamá” en diferentes idiomas. Sospecho enana, que a estas alturas ya podrás reconocer los idiomas en los que está escrita la palabra, no? (Si no es así, puedes reclamármelo directamente).

La verdad me costó un poco encontrar algo que simbolice ese día tan especial, y la verdad es que cuando lo vi me enamoré de él, y sabía que mamá también iba a ser muy feliz, así que no dudé en pedir que lo envuelvan y me lo llevé contentísimo.

Finalmente decidí regalarle a mamá no sólo algo que pueda usar, o guardar, o digerir, pero algo que realmente le sea útil en su trabajo, y que adore por lo cercano a ella que pueda ser. Y me decidí por un libro. Porque si bien a mamá le encanta escribir, adora leer! Y si bien el siguiente libro no es uno donde haya mucho por leer, sí se trata de uno que está muy ligado a la lectura religiosa que hace mami. Me imagino que hasta el momento en que leas esto, podrás ir a la oficina de mamá y ver la montaña de revistas que tiene. Nunca en mi vida entera he visto a una persona devorar una revista como lo hace mamá. Y nunca en mi vida he visto a alguien estudiarlas de esa manera. Si no me crees, entra al escritorio de mamá y pídele que te muestre cualquier edición de setiembre, y verás que todas las revistas están llenas de anotaciones, marcadores, post-its y demás cosas. Es una chancona!

Ahora que lo pienso, si naces en setiembre… serás nuestro propio September Issue! (Creo que nadie se reirá con esta broma…)

Pero bueno, regresando a lo importante: El día del padre. Habiendo elaborado ya sobre la importancia trascendental que tiene este día del padre para mi, siento que es una oportunidad interesante para comentarte algunas cosas que me gustaría recibir este día. Y no porque este post vaya a ser una sutil manipulación para que mamá vaya de compras inmediatamente, pero porque creo que va a ser divertido que me vayas conociendo en estas etapas de mi vida.

En primer lugar, tienes que saber que a papá le encanta tocar guitarra. Tiene una linda guitarra que vive actualmente en su oficina, porque es el lugar donde más tiempo pasa por el momento, así que tenerla a la mano lo ayuda a sentarse, pensar y poder resolver las cosas en las que está trabajando de manera más sencilla. Papá ama la música.

Pero papá tiene un pequeño problema. Tiene la guitarra eléctrica, pero no tiene un amplificador! Tuvo uno hace unos años pero la verdad de la milanesa es que se perdió y no ha tenido la oportunidad/suerte/tiempo/intención/necesidad de comprarse uno nuevo. Y la verdad es que en esta etapa, papá tampoco necesita un gran amplificador pues sus sueños de ser una gran estrella del rock se diluyeron hace ya algunos años. Pero eso no significa que no me encantaría recibir de manera sorpresiva algo como esto:

 

Se trata de un mini-amp Marshall, que no tiene ni mucha potencia, ni el sonido más claro del mundo, pero me va a servir muchísimo para poder jugar un poco mejor con la guitarra. Además, esta clase de tonterías hacen muy feliz a papá. Es un cachivachero!

 

 

 

En 2ndo lugar y dentro de un rango muy accesible de posibilidades de regalos, papá va a hacer una sugerencia un tanto rara. Quiero un wok. Un wok porque es una de las pocas cosas que nos faltan en la cocina, y que necesitamos con urgencia, especialmente si queremos seguir haciendo dieta, para que no tengas un papá panzón y que se canse con cada correteada que te da. (Nuevamente, si me encuentras panzón al momento de leer esto, puedes ponerme a dieta). La cosa es que quiero un Wok. Lo necesito. Y créeme que mamá va a ser muy feliz con él, porque es ferviente amante de las verduras salteadas.

Finalmente hija, voy a hacerte una confesión que a estas alturas del partido no debería parecerte chocante. A tu papá le pica todo, y todo se quiere rascar. Sé que no suena muy  agradable, y probablemente a estas alturas ya lo sabes bien, pero papá necesita con urgencia una dotación interminable, y si es posible modernizada de esto: Se trata de un rascador portátil. Y es que contrario a lo que tu padre pudiera haber supuesto en un principio, mamá no es el rascador portátil de papá. No señor. No lo es.

Sin quitarte más tiempo, quería que sepas que te adoro. Que la única razón y excusa para que papá haya jugado tanto pensando en las cosas que querría, es porque tú me haces papá, y ese es el único real regalo que yo quiero realmente, además de vivir pegadiiito a tu mamá por el resto de nuestros días.

Love you, enana saltarina. Y ya me aseguré que tú me ames también por siempre 😉

Papá.