Candy, Shari y Canchita.

Valentina en el sillón

Mi pequeña princesa, te conozco personalmente hace ya 3 años y 9 meses aproximadamente y creo que tengo una buena idea de quién eres como persona. Conozco a tus amigas del nido hace 1 año y 4 meses, y aunque no las conozca tan bien, sé por tus historias cual es tu percepción de cada una de ellas, con quiénes juegan, a quiénes admiras y cuales forman tu grupo de comadres.

Sin embargo no termino de conocer a Candy, a Shari ni a Canchita. Desde hace ya un año, me hablas de tus hijas, Candy, Shari y Canchita. ¿De dónde sacaste esos nombres? No tengo idea, podría pensar que la influencia de los medios masivos te impulsaron a decidirte por Candy, pero Shari? Canchita? No lo sé.

Candy te suele acompañar a donde sea que vamos. Hablas con ella, juegas con ella, y de rato en rato cuando pasa algo, suele ser culpa de Candy. Cuando vamos a dormir y rezamos el Padre Nuestro, y le pedimos a la virgencita que te ayude a dormir sin pesadillas, tú le pides que deje dormir a Candy también. Cuando te pregunto, “¿dónde está Candy?” me dices que se fue a su casa. Cuando haces algo malo, y te reprendo por eso, horas después te acercas a mi, y me cuentas que has castigado a Candy por hacer algo muy similar a lo que hiciste, y que eso no se hace y que se Candy no va a ir a jugar al parque hoy, así como Candy también ha castigado a Shari, y a Canchita, quienes ya no sé si son también hijas tuyas, o hijas de Candy.

Normalmente este comportamiento tuyo me causa gracia. Candy pareciera ser esa muletilla tuya para ayudarte a comprender y experimentar el mundo a través de tu aplicación práctica sobre tu conejillo de indias imaginario. Rara vez me ha preocupado, princesa loquilla, pero quería dejar constancia de tus amiguitas, o más bien “hijitas” imaginarias, porque no sé cuánto tiempo durarán en tu vida. Y me parece que cuando leas estas cartas tan tuyas, tan de tu hermano, te reirás un rato pensando en Candy.

Tu tío Jose Daniel seguro se muere de miedo leyendo algo así, especialmente si le cuento que dices que aquel raspón que apareció en tu cuello lo hizo Candy. Y por la misma razón me pareció anecdótico dejar esto como constancia, para que nunca olvides que tu tío Jose Daniel tiene tanta imaginación como tú.

Por mi parte, pequeña mariposa, te prometo seguir estimulando esa imaginación maravillosa tuya. Escucharte hablar, utilizar un vocabulario cada vez más extenso e intrincado con fluidez es una delicia, incluso cuando intentas articular alguna excusa para no comer o no bañarte. Creces, princesa, creces y el mundo está creciendo contigo, tanto el real como el imaginario.

Te amo pequeña pitufa soñadora.

Papá.

Sebastian y el mundo de hoy

Mis pequeños amores, Sebastian cumple el día de hoy 2 meses de vida junto a nosotros, y solo puedo sonreír -ojerosamente y bostezando – por lo rico que es sentirse tan lleno de amor. IMG_1192

Mi pequeña Valentina, ya son 2 meses de hermana mayor, y no he visto a nadie más enamorada de su hermanito. Te tiras encima suyo – para pánico nuestro literalmente lo haces y no con la mayor suavidad – para agarrarle la carita, para hacerle cariñito, y cuando llora, le dices “No llores Sebastian, no llores mi bebé. No hay razón para llorar. Tu hermana mayor ya está aquí”. Y lo dices con esa voz suavecita, ligeramente ronquita y con un tonito de viejita que no hace más que arrancarme una carcajada. ¿En qué momento creciste tanto, chiquita loca?

Y sin embargo la multiplicación de nuestra atención hacia ustedes ha sido necesaria. Ahora nos dividimos las tareas más que nunca, porque tenemos que asegurarnos que ambos reciben nuestra energía con la misma intensidad, y aunque eso represente que uno de nosotros esté tirado contigo en la sala viendo My little Pony, y el otro en el dormitorio meciendo por enésima vez a Sebastian para dormir, es importante. Nuestra vida cambió para bien hace dos meses, pero entendemos que la logística todavía es un desafío cuando se trata de manejar a dos hijos al mismo tiempo. Te agradezco tanto, pequeña hija que estés tan contenta, y que aceptes estos cambios como algo lindo para ti.

IMG_0935

IMG_1160

Sebastian, Sebas-ti-tian como dice Valentina, mi pequeño bebé hermoso, en el control con el doctor el día de hoy pesaste un kilo más que hace un mes y creciste 3 centímetros. Puede sonar poco pero créeme que es mucho. Hoy tuvimos 5 minutos a solas en los que nos concentramos en hablar y sonreírnos y te juro que verte crecer tan pequeño es una delicia. Aprendes a abrir y cerrar las manitos, y haces toda clase de ruiditos raros. Adoras bañarte y gozas en el agua como una pequeña ranita. Realmente es maravilloso revivir esto junto a ti, quizás si tienes tanta suerte como yo, te toque vivir esto a ti como papá, porque hay pocas cosas tan maravillosas como bañar a un hijo. Mirar la forma tan instintiva con la que gozas al bañarte es un llamado a reflexionar sobre las cosas simples de la vida. ¡Qué rico ser como tú! Que te alimenten, te abriguen, te carguen, te bañen, y te hagan dormir sólo para repetir los ciclos diariamente! Ni en el mejor spa del mundo, mi pequeño saltamontes.

IMG_0974

Gatito precioso, tengo otra cosa que contarte. Y lo haré ahora porque no sé si será una tendencia que prospere con el tiempo, pero sí es algo que hoy por hoy me ENCANTA. A diferencia de tu hermana, que se tiraba en mitad de la cama y adoptaba la posición de un langostino para dormir, tú amas dormir pegadito a mi. Con mayor precisión, pegadito a mi panza. Dormimos panza con panza. Te abrazo, te hago piojito, aspiro tu aroma de bebé recién bañadito, nos abrigo con una colchita y me quedo quietecito a tu lado. Así lo hice hoy por ejemplo, por un par de horas. Y salvo algo de dolor de cuello, es una experiencia maravillosa. El poder compartir tu calor y poder sentirte tan cerca y tan vulnerable, tan tranquilo, realmente redefine mi percepción de calma. Verte despertar feliz, abrir esos ojazos azules y mirarme con cara de “¿cómo llegué aquí?” no tiene precio. Eres mi gatito, y soy tan afortunado de tenerte.

A tus dos meses ya salimos a pasear. El día de hoy te pusieron vacunas por primera vez, y con las mismas nos dieron finalmente permiso para romper las cadenas de nuestro hogar y poder sacarte “oficialmente”. A pesar de eso, la semana pasada decidimos huir de casa un ratito y fuimos a estirar las piernas. De paso te vas acostumbrando al coche, a su movimiento, y a que yo te hable por un buen rato mientras caminamos.

IMG_1100

Sabes? Todavía no tengo idea de cómo será conversar contigo cuando seas más grande, cuando te sientes frente a mi y me cuentes los problemas de tu vida y yo – muy sabiamente desde luego – te aconsejaré desde mi perspectiva de vida, que seguramente será anticuada y algo retro para ti. Pero mientras llega ese momento, es muy entretenido hablar contigo mientras paseamos. Mirarte reaccionar a mis palabras, a mi tono de voz, a mi timbre.

IMG_1096

Pequeño hermoso, ahora a tus dos meses ya andas sobre ruedas. Eso significa que tu mundo acaba de multiplicarse significativamente! Has pasado de vivir en los confines de un departamento a que tu vida esté circunscrita por la distancia a la que papá y mamá estén dispuestos a empujarte. Eso es ya un gran avance, y a medida que vayas ganando autonomía, el mundo no hará más que crecer ante ti. ¿Sabes lo que significa eso? Territorio inexplorado esperando a ser conquistado. Aventuras incontables listas para ser vividas. Prepárate pequeño, porque el mundo te guarda grandes sorpresas!

Así que sueña, pequeño Sebastian. Duerme, disfruta de los brazos de tus padres por estos años, sigue creciendo, y sigue regalándonos tanto amor a todos. Sigue haciendo de tu hermana una mejor persona sólo por existir en su vida, y sigue motivándonos a nosotros a ser la mejor versión de nosotros mismos cada día por ustedes, nuestros amores, nuestros cables a tierra, nuestras alas y nuestro viento en popa.

IMG_0953

Te amo Sebastian, pequeño gatito loco. Te amo Valentina, princesa loquita.

Papá.

P.D: Vane, amor, gracias por hacerme papá por segunda vez. Es el mejor regalo que me has hecho jamás.

Tener “la parejita”

Valentina & Sebastian

Desde familiares y amigos íntimos hasta conocidos celebraban tu llegada, Sebastian, como debe celebrarse la llegada de cualquier bebé al mundo: con amor y entusiasmo. Y durante estas celebraciones, no faltaron nunca las alegres frases llenas de buena voluntad y entusiasmo que exclamaban “Qué lindo! Ya tienen la parejita! Ahora sí continuará el apellido!”.

Y sí, es cierto. Ya tenemos la parejita. Y continuará el apellido. Y aunque esta nunca fue mi preocupación, como tantas cosas del mundo que nunca me preocuparon hasta que me convertí en padre, pensar en lo que esto realmente implica me quita el sueño. Tengo la parejita, pero la situación para mis dos hijos en este mundo, está lejos de ser pareja.

Hijos míos, ustedes gozan de nuestro amor incondicional. Ambos han nacido fruto del deseo de tener hijos, de formar una familia, de criar seres humanos llenos de amor por la vida y por los demás. Han nacido producto de nuestros sueños e ilusiones. Han nacido ambos en la misma ciudad, en el mismo país, y en la misma familia.

Ambos han nacido bajo la misma nacionalidad, posiblemente estudiarán en el mismo colegio, y tendrán de nosotros el mismo apoyo para todo lo que hagan en la vida: apoyo incondicional.

Pero no tendrán las mismas oportunidades. Porque aunque sean hermanos, aunque provengan del mismo hogar, tengan la misma educación, los mismos padres, y la misma vida, Valentina tiene un futuro más complejo. Porque en el Perú, sólo el 30% de mujeres ocupa cargos de alta gerencia. En el Perú, las mujeres trabajan en promedio 9 horas más que los hombres, y reciben un salario menor. En el Perú, la tasa de feminicidios es impresionantemente alta, y el machismo es un animal rampante que no tiene fecha de expiración pronta.

El amor por mis hijos es infinito. No encuentro manera de medirlo. Para mi, ambos ocupan un espacio en mi corazón tan igual, tan importante, tan necesario. ¿Por qué es que en la vida y en nuestra sociedad esto no es así? ¿Por qué hombres y mujeres tienen, a vistas del mercado, de la sociedad, de la industria, un valor distinto?

Sebastian, hijo mío, espero que en tu futuro, esta brecha se haya estrechado o eliminado, y que ayudes a que así sea. Valentina, hija mía, tendrás que luchar más, pero eso no te hace menos valiosa, todo lo contrario. Porque más allá de ser la parejita, son mis hijos. Son hermanos, y estarán juntos para siempre.

Los amo con el alma, y es por este amor que nosotros haremos lo que nos toca. Les enseñaremos sobre igualdad, sobre la necesidad de reconocerse como pares, en sus deberes, responsabilidades y oportunidades. Los amaremos con la misma intensidad, y los educaremos con la misma firmeza, con la misma pasión, con la misma manera de pensar. Y esperamos que en su generación, esta educación marque una diferencia.

Los amo.

Papá.

Viajes, vacaciones, día de la madre y colegio!

Valentina Feliz

Hola princesa maravillosa! Chiquita feliz y sonriente! Hemos tenido unos días de locura tú y yo eh! Qué tal montaña rusa emocional estos días! Te cuento:

Mamá tuvo la suerte y la responsabilidad de embarcarse en dos viajes importantes con una semana de diferencia. El primero a Suecia, y el segundo a Brasil. En ambos casos el viaje fue corto, de unos tres a cuatro días, pero en ambos casos un dilema para nosotros porque sabes que nuestro delicado ecosistema está balanceado para contar con dos papis que se dividen las tareas. Así que tuvimos que acudir a nuestra red de soporte activo: el resto de la familia.

Felizmente durante el segundo viaje de mamá pude tomarme dos días de permiso en el trabajo para dedicarme a estar contigo, especialmente porque coincidió con tus vacaciones en el nido, y lo pasamos increíble! Nos la pasamos en la cama, vimos dibujitos, dormimos apachurraditos, y nos despertamos juntos. Si tan solo nos pudiéramos despertar tarde, sería genial. Pero todavía no me lo permites. 6am estamos de pie y jugando.IMG_3977

Fuimos al cine, comimos harta canchita, fuimos a que hagas tus clases en el parque y déjame decirte, me he quedado maravillado con lo buena deportista que eres! No me sorprende la cantidad de energía que tienes, eres una bala (la bala Valentina) pero aparte del orgullo paternal de verte seguir instrucciones estructuradas por tu profe, me fascina tu capacidad para moverte como pez en el agua con aros, pelotas, saltos y posturas locas y la sonrisota con la que lo haces todo! Ojalá podamos seguir incorporando el deporte a tu vida!

IMG_4010 IMG_4012

Mami llegó de viaje unos días antes del día de la madre, lo que nos dió tiempo para prepararnos y comprarle algo lindo, así como planificar el día de la madre de tus dos abuelas y tus tías. Sin embargo lo que más me conmocionó durante esa semana, fue recibir un email el día lunes indicándome que el miércoles debía ir a recoger la carta que indicaba si habías ingresado o no al colegio.

Verás Schatzi, como te escribí hace un tiempo atrás, escogimos un colegio que se base en nuestras raíces alemanas, porque para mamá y para mi es muy importante que crezcas con una visión del mundo más amplia, que te eduques como una ciudadana global, y que aproveches todas la herramientas que podamos poner en tus manos, incluidas las que heredamos de nuestros padres, como en este caso la nacionalidad. Tienes a tus tíos Moritz y Katharina en Alemania, y un futuro pleno y abierto al máximo. Así que necesitábamos darte la oportunidad de tener la mayor cantidad de opciones abiertas para cuando llegue el momento de que tomes decisiones sobre tu futuro. Creo que eso es lo que hacen los papás, tratar de darle la mayor cantidad de armas y herramientas para el futuro a sus hijos. Y para nosotros, este colegio era la mejor elección. Pero teníamos miedo, porque era nuestra única elección clara. No teníamos un plan B. Y eso me ponía nervioso, porque tampoco es que todos los procesos de admisión de colegios empiecen al mismo tiempo, y uno vive rodeado de historias de ultratumba sobre lo yuca que es lograr un cupo.

En fin, no quiero hacerte la historia más dramática de lo que fue… porque INGRESASTE!IMG_3989

Ingresaste pequeña princesa, y el 2017 empezarás tu camino en el mismo cole en el que papi empezó el suyo hace mucho tiempo. Mamá y yo nos comprometemos en hacer todo lo necesario para que disfrutes muchísimo tu tiempo ahí, y sobre todo, en buscar siempre, siempre y siempre tu mayor felicidad.

Te confieso que me encerré a llorar en el auto cuando leí la respuesta… (tomé la foto porque le estaba escribiendo a mamá por whatsapp diciéndole que literalmente estaba llorando…)IMG_3990

Con esta noticia ya pudimos celebrar. Mamá regresó de viaje, nos llevamos a mamama Zoila y a tu tía Nydia a almorzar y festejamos de lo lindo tanto el cumple de tu Nydi como el mío de forma tardía y gozamos de una tarde linda en familia.

IMG_3916Tenemos tanta suerte, pequeña terrible! Tenemos que estar muy agradecidos de todo lo bueno que nos pasa. Y como mamá y yo siempre decimos: Si queremos algo, vamos a dar el 100% de lo que tenemos para que pase. Si aún dando el 100% no lo logramos, jamás podremos arrepentirnos de intentarlo, y simplemente no se habrá dado. Pero a Dios rogando, y con el mazo dando, siempre. Así que estoy orgullosísimo de mamá, de ti, y de mi. Porque lo logramos.

El día de la madre fue muy lindo. Fue largo, intenso, y feliz gracias a Dios. IMG_4084_2Desayunamos en casa, y le dimos una sorpresita a mami regalándole un lindo libro que estoy seguro le gustó mucho, así como los muchos chocolates que recibió y que insististe que abra inmediatamente para devorarte la mitad. Así que puedo decir que prácticamente desayunaste chocolates. Pero bueno, ¿qué le vamos a hacer? Hay días para comer cereales, otros días para desayunar chocolate.

Luego empacamos lo que teníamos que llevar, nos trepamos al carro, y fuimos al Club a preparar una parrilla con Mamama Alice y con el Abu, así como con tu tía Rox, para celebrar su día también. Ahí jugaste mucho con tus primos, especialmente con Nikki con quien armaste desbarajuste y medio, comiste algunos chorizos y algo de picarones. Qué rica vida ah! Repito, tienes tanta suerte! Y te diviertes tanto con tus primitos! Siempre te pones triste cuando tenemos que ir por otro lado y se separan. Felizmente esta vez no fue tanto así. Quizás porque ya estabas bien cansada. Quizás porque tanto mami como tú estaban bien cansadas! Tanto así que se me quedaron dormidas en el carro, mientras salíamos del Club rumbo a casa de Mamama Zoila para pasar el resto de la tarde con ella.

Captura de pantalla 2015-05-12 a la(s) 20.10.15

Amo esa trompita dormilona!

Llegamos a casa de Mamama Zoila e inmediatamente te dedicaste a perseguir a Bilbo, el perrito de tu padrino. Qué amor por los animales, pequeña! Me encantaría que tengas una mascota en casa, es una lástima que no podamos tener todavía una, pero es muy difícil tener un animalito en casa cuando vivimos en un departamento, y una responsabilidad para la cual todavía no estás preparada. Pero te prometo que algún día, quizás pronto, tendrás al menos una mascota. Yo viví siempre rodeado de perros, gatos, hamsters, etc, y fui feliz. No existe mejor momento para compartir con una mascota que la infancia, y me queda clarísimo que quiero que tengas algo así también. Veremos lo que dice el tiempo. Lo cierto es que hace falta espacio, jardín, tiempo y capacidad de asumir responsabilidades que por el momento no tenemos.

Por el momento, nos toca agradecer que al menos en casa de Mamama Zoila y de tu padrino tenemos a Bilbo, y lo puedes corretear, apachurrar, acariciar y engreír como se te antoja. Y agradecer más aún por tener a una familia que se muere por ti, que incluso viaja constantemente para poder verte, que muere por gozar de tu presencia y que es inmensamente feliz de que que hayas llegado a sus vidas.

IMG_4133Esos han sido nuestros días hasta ahora, pequeña. Días de viajes de mami, días de vacaciones con papi, días de nido y mucho trabajo con Tante Janet, días de noticias tremendas como las de tu cole, de promesas y planes por nuestro lado, de compromiso, y de mucha alegría, celebración, amor y diversión.

¿Qué te puedo decir, princesa? Amo nuestra pequeña familia.

Papá.

Febrero, Marzo, Abril

Hasta ahora no tengo idea cuándo será el momento en que empieces a leer estas cartas, pequeña princesa. Sin embargo puedo imaginar, que si el mundo sigue como está, seguramente podrás entender la vorágine en la que vivimos, el vértigo con el que el mundo se conduce, la velocidad inherente a cada cosa que hacemos… la dificultad que representa tomarse una pausa y mirar con calma lo que estamos haciendo. Y quizás para ti incluso estos tiempos sean “calmados” con respecto a los tuyos. Como lo fueron para mi los tiempos de mis padres.

Con esto, sólo quería decirte que se me ha pasado la vida entre la última carta que te escribí y hoy. En parte porque el tiempo ha sido poco, y en gran parte porque hemos estado ocupados viviendo, lo bueno y lo malo, de lo que nos regala esta loca vida nuestra.

En primer lugar porque pasamos por esto:

Elchepis en la clínicaUna cirugía no tan de último minuto, pero que corrigió un problema en mi columna que venía teniendo hacía un tiempo y que me hacía sufrir bastante. Entre el dolor, la cirugía, la recuperación, pasaron varias semanas en las que fue difícil hacer todo lo que siempre he amado hacer contigo. Sin embargo todo salió bien, y aunque lo más difícil fue estar sin ti por una semana en la clínica, verte cuando me fuiste a visitar hizo que me recupere casi inmediatamente y que no quiera hacer otra cosa que salir de ahí para volver a estar a tu lado. Valentina me visita en la clínica

Tienes el poder mágico de sanar mis heridas más profundas con tus abrazos y tu sonrisa.

Casi al mismo tiempo en el que salí de la clínica, tú empezabas tus clases en el nido. El inicio de una nueva etapa que cambia radicalmente nuestra vida, ya que añade a tu día una nueva estructura, nuevas obligaciones por nuestro lado – ayudar tu aprendizaje del alemán, que es el idioma que te enseñan en el nido – y sobre todo la inevitable sensación de que el tiempo se nos escapa de las manos y tú sigues avanzando en la vida.

Valentina primer día en el nidoTe mentiría si te digo que fue fácil para ti. No lo fue. Nos tomaste de la mano con mucha fuerza y nos nos quisiste soltar ni dejar ir. Querías que nos quedemos contigo en el nido, que no nos vayamos. Cada día llorabas un poco al saber que irías a clases. Dejarte ahí, honestamente, me rompía el corazón un poco cada mañana. Tienes solo 2 años y medio! En mi corazón sentía que estaba haciendo algo mal, pero en mi mente sabía que era lo que había que hacer. Es muy difícil tomar decisiones que te parten por la mitad. Odio verte infeliz. Aunque esa pequeña infelicidad solo haya sido parte del proceso.

Valentina en el nido

 

El llanto de cada mañana para ir al nido, ya se ha terminado. Hoy te dejo en la puerta del mismo, me das un beso, dices “Tschüs Papi!” y entras corriendo feliz. Sabes que jugarás, que cantarás canciones en alemán, que comerás una rica y sana lonchera y sobre todo que tienes Viele Freunde. Te hacía tanta falta tener amiguitos desde la partida de tus primos… y saber que ahora juegas todos los días con otros niños de tu edad me alegra muchísimo! Porque AMAS jugar con otros niños, y claro, hasta hace poco con tus primos en Urubamba y tú en Lima, no tenías mayores chances de tener amiguitos fuera de nuestro pequeño vecino con el que jugabas desde que eras una pequeña bebé.

Felizmente llegó Aitana a tu vida! Tu pequeña primita que ahora es una bebé se convertirá en tu compinche, en tu hermana, y ya verás que en los próximos años serán uña y mugre. Me encanta que tu vida se esté llenando de esas grandes alegrías amor. ¿Qué más puede pedir un padre para su hija que rodearla de alegría?

El nido trajo consigo el inicio del proceso de selección de colegio y postulación al mismo. Para nosotros, existió desde un principio una única opción de colegio para ti. Y saber que no tenemos un plan B o C siempre me ha asustado un poco. Sin embargo -aun no tenemos los resultados del proceso de admisión- espero que nuestro esfuerzo rinda frutos y que te acepten. Mamá y papá hicieron todo el papeleo del mundo, armaron toda la carpeta necesaria y asistieron a la entrevista de padres tratando de demostrar lo que somos: padres sumamente comprometidos contigo, con tu educación, tu crecimiento, tu felicidad.

El Chepis y SerendipityComo siempre decimos, sólo podemos dar de nosotros lo mejor que podamos. Si eso no es suficiente, pues no tenemos nada de que arrepentirnos. Luchamos con las armas que tenemos, y luego luchamos un poco más. Ojalá sea suficiente para que tengas todas las herramientas que necesites para tus propias luchas en el futuro. ¡Qué difícil y estresante es todo el proceso escolar! Espero que en el futuro, cuando te toque a ti pasar por esto, todo te sea más fácil. Es mi sueño en general, y me imagino un sueño que comparten todos los papás, que tu viaje sea más fácil que el nuestro.

Salí de la clínica el 7 de Marzo, a una semana del cumple de mami, y aunque estaba todavía en recuperación y pasaba muy poco tiempo de pie, decidimos que el poco tiempo que iba a estar parado, iba a ser para preparar la torta de cumple de mami. Juntos, obvio. Cocinar es nuestro placer!

Valentina cocinandoCocinar y claro, las consecuencias de nuestra cocina! Como meter el dedito en la turta de chuculate! O preparar la parrilla que mami quiso para su santo.

Valentina metiendo dedo a la torta de chocolateBrochetas de salmón

Sabes una cosa? Me encanta la relación que tenemos con la cocina, con la comida y en general con verte comer. Será que es una delicia generalizada para todos los papás ver a sus hijos comer? Desde cebiche hasta helados, verte comer me llena de alegría, saber que tienes apetito por la vida, que te encanta probar nuevas cosas, que no eres difícil pero algo sibarita en todo caso. Verte crecer, fuerte, con esa sonrisa hermosa en el rostro. ¿Qué más puedo pedir?

Valentina comiendo hamburguesasValentina comiendo pancakesValentina comiendo cebicheValentina y mamáSólo puedo pedir que así como comes de todo, aprendas conmigo a comer de forma saludable (aunque las fotos sean más chatarreras que de costumbre – ojo que las hamburguesas y papas son preparadas en casa-). Hacemos el trabajo por inculcarte la parte saludable involucrándote en la cocina, en la preparación de las cosas, dándote un rol que siempre incluye encargarte de echarle un “popitito di sal” a las cosas.

Valentina en la cocinaIMG_8368Mi chiquitita… han sido un par de meses llenos de cosas. Por mi lado, casi tuve que aprender a caminar nuevamente, a recuperar la fuerza en mi pierna izquierda (tanto así que vendimos mi auto por ser mecánico para comprar uno automático donde no tenga que pisar el embrague), en retomar la confianza para cargar algunas cosas, reeducarme en la forma en la que me muevo. Estaba agotado de estar agotado. Aliviado del dolor, pero con un camino frente a mi que ahora que miro hacia atrás, me alegra que haya sido tan corto. Este pequeño periodo de mi vida sólo me pone en perspectiva frente a los enormes sacrificios y esfuerzos que tienen que hacer otras personas con lesiones más graves para salir adelante y recuperarse. Otros, no llegan a hacerlo del todo.

Decidimos celebrar las pequeñas cosas, aprovechar las “vacaciones” forzadas como alguna vez las llamó tu tía Andrea, para pasar la mayor cantidad de tiempo juntos. Y sabes qué? Me ha costado más regresar al trabajo formalmente por despegarme de ti, que por cualquier problema físico.

Valentina bajo las sábanas

Estar juntos todo el día, todos los días, qué delicia! Aprovechamos los últimos rayos del sol del verano Limeño, gozamos del matrimonio de tu tío Claudito, gozaste de la piscina, de la playa, de tus papás, tíos y abuelos… sólo falta tu Opa en Lima estos días para que la alegría sea completa.

Valentina en la piscinaSunsetValentina y mamáValentina en el matrimonioConverse Valentina y PapáValentina papá y padrinoPrincesa, estos meses ya pasaron. Ya terminé de rehabilitarme, estoy de regreso al 100% al trabajo – incluso con nuevas responsabilidades en el mismo que me hacen muy feliz – y nos estamos viendo menos estos días. Sin embargo, nadie nos quita lo bailado, nadie me borra la sonrisa del rostro. Porque estas semanas de “break obligado” han sido físicamente retadoras, pero espiritualmente rejuvenecedoras. Mamá y tú son la luz de mi vida, me llenan de amor, me cuidan, me hacen sentir fuerte cuando me encuentro frágil.

Por ustedes, todo, ya?

Valentina sonríeLas amo.

Papá.

 

 

 

Come on dream on, dream baby, dream.

Como dice tu tío Bruce Springsteen, Yeah I just wanna see you smile. Y no quiero que dejes de soñar nunca, pequeña. Nunca jamás. Porque si alguien es prueba viviente de que sus sueños se hacen realidad, ese soy yo. Te soñé, y aquí estás.

Estos días han sido una locura. Este año ha sido una locura en general. No sé ni cómo, pero el 2014 ha sido un año de muchos cambios. De mucho empuje laboral, de muchos proyectos personales, de mucha energía. Un año en el que he eliminado 2 tarjetas de crédito, he perdido 20 kilos, escrito un libro, y tú has crecido, crecido y crecido sin parar acompañándome en cada uno de los pasos que doy.

Cuando uno tiene tiempo para detenerse y mirar hacia atrás, y como yo, sorprenderse de lo que está pasando, hace falta tomarse un minuto para agradecer su suerte, agradecer a la vida, a los amores, a los amigos. Yo no podría estar más agradecido por toda la atención que un pequeño libro ha podido tener, y sólo puedo esperar que la atención sea merecida, y que el libro que con tanto cariño escribimos juntos sea útil en manos de quienes lo necesiten. José Muck Yo también cambio pañales revista Viu José Muck Yo también cambio pañales diario correo Yo también cambio pañales Jose Muck y Augusto Álvarez Rodrich Yo también cambio pañales Yo también cambio pañales La República José Muck José Muck Yo también cambio pañales Asia Sur José Muck yo también cambio pañales revista Somos El Comercio

Mi instagram se llenó de fotos de amigos y lectores enviándome fotografías suyas con el libro, desayunando con el libro, anotando y subrayando porciones, y no tienes idea pequeño camarón con cola, de cómo me hace sentir eso! Me sobrecoge de una forma, pensando en que nuestra historia, nuestro aprendizaje puede ser útil para alguien más. Pero sobre todo, que la forma en la que tú cambiaste mi vida, puede ayudar a guiar el cambio de la vida de otros. Debe ser difícil imaginar esto, pequeña, pero esto lo has hecho tú. Tú cambiaste mi vida, y ahora estamos ayudando a otros en sus propios caminos. ¿Increíble, no?  Por eso, pequeña, no dejes de soñar nunca. No sabes a dónde te llevará la vida!

Charlie Brown

Rodéate de amigos, princesa. Rodéate de amigos con intereses en común pero con diferencias que los hagan interesantes para ti, y deja que el cariño sea el común denominador que los una. Rodéate de amigos que puedan pasar un domingo tirados comiendo, riendo, divirtiéndose. Disfruta de la vida todo lo que puedas, siempre que puedas, porque ese es el mayor regalo que tenemos. Life is happening as we speak. Los planes son buenos, son fenomenales y nos permiten tener estructura en la vida, pero no podemos vivir planeando. Tenemos que tomar acción. Ese ha sido el aprendizaje de mi 2014 hasta ahora.

 

Serendipity El Chepis amigos La Ladrillera

(Amigos! Los queremos!!!)

Y sobre todo, juega! Juega siempre!

Valentina en la ladrillera Valentina en la LadrilleraY a riesgo de contradecir todo lo que he venido haciendo para bajar los 20 kilos que aseguren que no te abandone antes de tiempo, come helado y torta de chocolate cuando puedas. Porque querida enana loca, la vida es mejor con torta de chocolate y helado de vainilla.

Helado de vainilla y torta de chocolate la ladrilleraValentina come helado

Aunque debo confesarte pequeña, en pro de que este blog sea un archivo histórico de tu crecimiento y desarrollo como pequeño ser humano, que aunque amas el “helayo” y la “toyta de tote”, uno de tus favoritos de favoritos es el limón. Aquí dejo la evidencia de tu favoritismo por el ácido fruto. Nótese que no frunces el ceño, ni siquiera un poco. Y si te fijas en el limón, ya está bieeeen chupado!

 

 

Valentina se limpia huggiesMi pequeña princesa, te confieso que estoy emocionado. Este 2014 ha probado ser un año increíble para nosotros hasta ahora, y le quedan 4 meses. ¿Qué crees que debamos hacer ahora? Todavía tengo un par de proyectos, y siento que este es el año para sacarlos adelante! Ojalá tengamos suerte!

En 2 semanas aproximadamente cumplirás 2 años de edad, y ya tengo una idea del regalo que quiero hacerte. Te contaré más luego. Empiezan los preparativos!!!

Por ahora, te agradezco cada día por lo mucho que me quieres. Lo mucho que me extrañas cuando salgo de casa, la alegría que inunda tu rostro cuando me ves llegar, y el cariño con el que me cuidas cuando estoy enfermo. Porque eres mi pequeña enfermera! (Aunque me pongas tu cubo de bloques en la cabeza).

 

Valentina EnfermeraTe adoro chiquitolina loca. Con tus cuidados, no hay forma que no mejore.

Papá.

P.D: Tienes una armónica nueva con la que estás aprendiendo a tocar! Y papá tiene una guitarra nueva para hacer música juntos. No sabes lo emocionado que estoy!!! Te prometo hacer videos juntos pronto!

Mis guitarras

 

Creces, cambias, aprendes, imitas, creces.

IMG_1084

Desde antes de que nazcas compré una silla para comer. Compré la silla porque el libro que más consultaba durante la época me indicaba que a los 6 meses ibas a estar lista para probar tus primeras papillas. Así que la compré. No era padre aún, pero era comprador. Escogí, seleccioné, transaccioné, esperé, recogí y me traje la silla incluso del extranjero. Mentira, te la trajeron un par de amigos que viajaron a USA (tu tío Huguito para ser exacto) mientras en la alojó en su casa tu tío Marchena.

Desde antes de nacer, y hasta 6 meses después, no tuve idea de cómo sería verte comer. Siempre imaginé que sería una tarea tierna, pero nunca tuve realmente una idea real del trabajo que a veces podría significar.

IMG_4727 IMG_4599

Hubieron días en los que la alimentación fue brillante. Te encantó la papilla, te fascinó el color, te morías de hambre y te comiste todo lo que había en el plato. Y hubieron días en los que no, ninguna de las variables estuvo ahí para hacer de la experiencia algo placentero. El resultado, comida en tu pelo, en mi pelo, en el plato, la mesa, el piso y a veces el techo.

Y me encantó verte aprender a disfrutar cada uno de los sabores. Incluso verte desaprobar aquellos que simplemente no congeniaban contigo. Verte tirar todo al suelo, limpiar todas las manchas de comida (pensando en que las imposibles manchas que aparecen en los comerciales de detergentes debían ser causadas por niñas como tú), y saber que crecías. Crecías y comías, comías y crecías. Un invariable círculo virtuoso que sólo me hacía sonreír en cada visita al pediatra mientras me indicaba que estás en el límite superior de la curva de crecimiento. Verte comer me hacían recordar a veces experiencias como esta lluvia de comida!

Jane Goodall decía que el ser humano es el único ser con el don de la comunicación superior, y que como tal, encuentra una enorme ventaja frente a todas las demás especies al poder comunicarse a través del lenguaje, pues este permite que se transmita conocimiento a través de imágenes e ideas. Que no hace falta que las experiencias sucedan para lograr el aprendizaje, basta con contarlas. Es muy interesante que una “primatóloga” como Jane pueda haber concluido algo tan razonable, y que al mismo tiempo yo pueda verte aprender de manera tan intuitiva a comer. Porque es obvio que todavía no dominas una comunicación verbal fluida, pero tu capacidad de aprender cada día es impresionante. Primero con tus manos en tu propia silla…

IMG_0447

IMG_1410

IMG_4822

Y luego quejándote amargamente si no almorzábamos todos al mismo tiempo frente a ti. Pues no querías comer sin los demás. Querías ser parte del grupo. Querías mirarnos comer, y no querías comer algo distinto. No más papillas, querías comer de la olla. Del plato. De mi plato! Incluso, querías dejar de comer con las manos. Querías comer con cubiertos!

Tengo que confesar que tuve un poco de miedo al principio. Verte comer y embarrar todo al inicio era delicioso, y durante un tiempo pensé, “cómo vamos a hacer para que Valentina aprenda a comer con cubiertos?”… “mi mamá me va a matar si Valentina no aprende a comer con cubiertos!”. No tuve más que esperar que desees imitarnos en la mesa. Y no tuve que esperar mucho.

IMG_2949 IMG_2293 IMG_3501 IMG_3353Más allá de lo mucho que me fascina la capacidad ambidiestra que tienes para manejar los cubiertos (hace unos días estuviste en la clínica con suero en tu manito derecha, y te dedicaste a tomar agua en una cucharita usando tu mano izquierda con la más notable habilidad), me fascina verte crecer.

Aprendes y creces cada día. Hoy, pides cremas para ponerte en las piernas, como mamá lo hace. Pides que te pongan desodorante (y hacemos el gesto) porque ves que lo hacemos. Te cepillas los dientes con nosotros y lo haces solita. Nos imitas en cada uno de nuestros gestos, y ese efecto espejo me maravilla tanto, como recorrer mi álbum de fotos y darme cuenta que poco a poco dejas de ser esa bebita hermosa, esa pequeña Baby V para convertirte en Little Miss V. Una pequeña princesa. valentinalentes¿En qué momento pasó el tiempo? En qué momento dejaste las papillas para empezar a robarte mi canchita?

IMG_0577 IMG_0571

En qué momento este año y 6 meses se convirtieron en una declaración de independencia, donde me miras, sonríes, me dices “Tau tau papá”, agarras las llaves de la puerta y haces el ademán de irte? Creces demasiado rápido mi amor. Y yo no soy capaz todavía de sobrellevarlo con gracia.

Para mi, incluso ahora que (para la felicidad imagino de Jane Goodall) tenemos pequeñas conversaciones verbales (que principalmente implican órdenes tuyas como “mi tete!!!”), seguirás siendo por un buen tiempo todavía la pequeña que adorna el fondo de pantalla de mi celular. Esa pequeña cara de loca embarrada. Esa obra de arte que puedo llamar “princesa”.

IMG_2039

No crezcas tan rápido, ya? Te lo ruego.

Te amo.

Papá.